San José, 14 dic (EFE).- El Gobierno de Costa Rica informó hoy de que espera con confianza en sus argumentos, la sentencia que emitirá el miércoles la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre dos litigios con Nicaragua relacionados con diferencias territoriales y daños ambientales.

El Gobierno dijo hoy que la sentencia la recibirá en la Casa Presidencial el mandatario Luis Guillermo Solís, junto a su canciller Manuel González, y que tras analizar el fallo brindarán una conferencia de prensa para exponer la posición del país.

Sin importar cuál sea el fallo, el Gobierno costarricense ha asegurado que lo acatará por completo y que espera lo mismo del país vecino.

«Recibiremos la sentencia con la tranquilidad que nos brinda estar del lado de la verdad. Tengo entera confianza en el equipo de abogados que nos defienden desde la Administración pasada», indicó Solís el domingo en una cadena de radio y televisión.

El mandatario se encuentra de visita oficial en Cuba y regresará mañana por la noche a Costa Rica para recibir la sentencia de la CIJ el miércoles.

«Aunque es imposible prever los resultados del juicio, estoy seguro que la Corte no podrá pasar por alto la solidez de nuestros argumentos en defensa de la soberanía nacional», aseguró Solís.

El gobernante dijo que Costa Rica acatará el fallo de la CIJ, como prueba de que el país es «fiel a sus principios y tradición de apego a las resoluciones de los tribunales internacionales».

«Exigimos que Nicaragua haga lo propio. Ese es el único camino para garantizar la pronta normalización de nuestras relaciones, en un marco de respeto y espíritu fraterno», manifestó.

A finales de 2010 Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por supuestamente invadir una porción de su territorio en Isla Portillos (cerca de la costa del Caribe) para construir canales que unieran el fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, con una laguna y el mar Caribe.

Costa Rica afirma que en esas acciones Nicaragua también causó daños ambientales a un humedal protegido por convenios internacionales.

Nicaragua reclama la zona en disputa como propia y la llama Harbour Head.

En esta parte del litigio se prevé que los jueces de la CIJ aclaren la ubicación de la línea fronteriza.

En el fallo del miércoles, los jueces también emitirán sentencia por una demanda de Nicaragua contra Costa Rica por presuntos daños ambientales al río San Juan durante la construcción de un camino de lastre de 160 kilómetros que corre paralelo al afluente.

Costa Rica, que ha negado tales daños, alega que construyó el camino como una forma de vigilar su soberanía y llevar desarrollo a comunidades rurales cuya única vía de transporte era el río.

Históricamente Costa Rica y Nicaragua han mantenido relaciones tensas, pero han empeorado desde que comenzó este conflicto en la CIJ.