San José, 25 abr (EFE).- Las autoridades sanitarias de Costa Rica destacaron este sábado el impacto de las medidas de higiene de la población en el control del COVID-19, pero también ante las diarreas, cuyos casos han disminuido un 28 %.

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó en vídeoconferencia de prensa que hasta este sábado Costa Rica contabiliza 693 casos positivos de COVID-19, lo que corresponde a un aumento de 6 contagios en comparación al viernes.

En la actualidad hay 13 personas hospitalizadas, 7 de ellas en unidades de cuidados intensivos.

Desde que se detectó el primer caso el pasado 6 de marzo en Costa Rica, las autoridades han descartado 8.214 casos sospechosos, han muerto seis pacientes y han sido declarados como recuperados 242 (35 % del total de casos positivos).

El ministro Salas afirmó que las medidas restrictivas y preventivas que ha ordenado el Gobierno han permitido tener bajo control la transmisión del virus, a lo que se suma que buena parte de la población ha extremado sus medidas higiénicas.

«Mantener estas medidas de higiene debería ser fundamental y habitual en nuestra forma de vida. Las medidas de higiene, especialmente el lavado de manos frecuente, ha llevado también a una baja sustancial en la cantidad de diarreas», explicó Salas.

Según los datos oficiales, hasta el 4 de abril Costa Rica registró 65.892 casos de diarrea, lo que representa una disminución del 28 % en comparación con los 91.464 casos contabilizados hasta esa fecha del 2019.

El ministro insistió en la necesidad de la disciplina y la responsabilidad de la población para evitar que Costa Rica experimente una curva muy pronunciada de casos que sature los servicios de salud del país.

Desde mediados de marzo Costa Rica cerró sus fronteras para el ingreso de extranjeros, suspendió el curso lectivo y eventos masivos. Además, ordenó el cierre de sitios como bares, discotecas, gimnasios, parques, parques nacionales, playas, entre otros y multa a quienes incumplan las órdenes.

En el caso de los restaurantes, centros comerciales, supermercados, farmacias, y otros pequeños negocios pueden operar pero a un 50 % de su aforo.

El Gobierno no ha establecido una cuarentena obligatoria, excepto para la gente que regresa del exterior, pero sí ha ordenado una serie de restricciones para la circulación de vehículos.

El próximo lunes el Gobierno anunciará los pasos a seguir para comenzar a retomar las actividades económicas restringidas en el país.

El Banco Central informó el viernes que para el 2020 se prevé una caída del 3,6 % en la economía del país debido al impacto de la pandemia en todos los sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *