Guatemala, 13 may (EFE).- La Sala Primera de la Corte de Apelaciones confirmó la suspensión del juicio por genocidio en Guatemala que se realizaba a puerta cerrada contra el exdictador José Efraín Ríos Montt, informó hoy uno de los querellantes.

Según el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), ayer la Sala les notificó la resolución definitiva sobre un amparo que habían presentado contra la decisión del Tribunal B de Mayor Riesgo de celebrar conjuntamente el juicio de Ríos Montt y el del general retirado José Rodríguez.

En el fallo, conocido hoy por Efe, se ampara definitivamente a Caldh y a la Asociación Justicia y Reconciliación (AJR) que habían solicitado la separación del juicio.

El pasado 5 de mayo la Sala Primera de la Corte de Apelaciones había otorgado un amparo provisional, el cual dejó en suspenso los debates.

Según el abogado de Caldh, Héctor Reyes, el juicio contra el exjefe de Estado de facto Ríos Montt (1982-1983) se debe celebrar a puerta cerrada porque él no comparece al tribunal debido a que fue declarado incapaz para enfrentar a la justicia y era representado por sus abogados.

Por el contrario, el de Rodríguez, exjefe de Inteligencia Militar, debe ser oral y público.

A criterio de los querellantes, las actuaciones realizadas por el Tribunal B de Mayor Riesgo en este nuevo juicio deberían quedar anuladas.

Los dos militares retirados son acusados por el Ministerio Público (MP) de ser los responsables de 1.771 asesinatos de indígenas ixiles durante el régimen de Ríos Montt.

El 10 de mayo de 2013 el Tribunal A de Mayor Riesgo encontró culpable al exdictador y lo condenó a 80 años de cárcel por genocidio, pero 10 días después la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló la sentencia por errores en el proceso.

En ese primer juicio, Rodríguez resultó absuelto.