Managua, 22 oct (EFE).- Un congreso internacional sobre el acceso universal a la salud, con medicamentos y vacunas de calidad, entre Nicaragua y Rusia, concluyó hoy en Managua con la presencia de la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

“Estos dos días de trabajo han rendido sus frutos (…), porque sabemos que compartieron ese bagaje de conocimientos científico-técnicos que son unas herramientas que nos van a llevar a dar pasos nuevos” en vías de salud pública, dijo el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López.

El funcionario, que estuvo a cargo de las palabras de clausura, aseguró que “en Nicaragua se garantiza el abastecimiento” de medicamentos, vacunas de calidad y el acceso a la salud.

Durante el evento, se discutieron temas como la transferencia de tecnologías para producción de vacunas, impacto de las arbovirosis a nivel global, y base científica de los registros de medicamentos.

Además, cuidados de la salud en la decisión de las enfermedades de importancia social, vacunación como clave para el éxito del desarrollo de programas de salud, actualización de las investigaciones alrededor de la producción de vacunas, y las tecnologías de producción de vacunas antivirales.

En el evento de clausura estuvieron presentes la ministra de Salud de Rusia, Veronika Skvortsova; el director del Instituto de Sueros y Vacunas de San Petersburgo, Víctor Trukhin; y el rector de la Academia Estatal Químico Farmacéutica de San Petersburgo, Igor Narkevich.

También la directora de la OPS y expertos de ese organismo; así como autoridades de Salud y de la Academia de Nicaragua; y el asesor y promotor de la estatal Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua (ProNicaragua), Laureano Ortega Murillo, hijo del gobernante nicaragüense, Daniel Ortega.