Managua, 1 dic (EFE).- La Justicia nicaragüense ordenó hoy libertad condicional a cuatro hombres, entre ellos un concejal opositor, acusados de actos de violencia en Managua durante una manifestación para pedir comicios libres y transparentes en 2016.

La jueza Novena de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, ordenó además retención migratoria para los acusados y su presentación ante las autoridades judiciales una vez al mes.

Los acusados son el concejal por Managua del opositor Partido Liberal Independiente (PLI) Omar Lola, el representante de la Resistencia Juvenil por la Democracia Nacional (Rejudin) Jairo Contreras, el líder de la Fundación Forjando el Futuro de Nicaragua (Forfunic) David Campos y el miembro de la Juventud de la opositora Coalición Nacional por la Democracia Pedro Ortiz.

Lola y Ortiz enfrentan cargos por los delitos de homicidio en grado de frustración y amenazas contra Campos.

En tanto que Contreras y Campos son acusados de los delitos de robo agravado en perjuicio de dos periodistas del diario La Prensa y uno del Canal 8 de la televisión local.

Los cuatro acusados permanecían en prisión preventiva desde el 17 de noviembre pasado.

Gallardo explicó que cambió la medida cautelar de prisión preventiva por libertad condicional, bajo el argumento de que los cuatro acusados tienen «derecho al trabajo para sustentar a la familia».

La jueza reprogramó la primera audiencia del juicio para el 31 de marzo de 2016.

El pasado 11 de noviembre, uno de los llamados «miércoles de protesta», que la oposición realiza cada semana para pedir elecciones libres y transparentes en 2016, dejó al menos cinco heridos, entre ellos los diputados Augusto Valle y Javier Vallejo, informó la Coalición Nacional por la Democracia, que lidera el PLI.

Entonces la agrupación política acusó de dirigir el ataque a David Campos y Jairo Contreras.

El 4 de noviembre, durante otra de las protestas, Campos fue golpeado por simpatizantes del PLI y otros manifestantes. En aquel altercado, el presidente del opositor PLI, Eduardo Montealegre, intercedió por el joven y cesó el suceso.

Los «miércoles de protesta» son convocados para exigir al Consejo Supremo Electoral comicios libres y transparentes en noviembre del próximo año, cuando Nicaragua elegirá a su presidente, vicepresidente, 90 diputados nacionales y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Las protestas tienen lugar después de que el Consejo Supremo Electoral fuera señalado por la oposición de alterar los resultados de las elecciones municipales de 2008 y las presidenciales de 2011 a favor del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).