Capturan al exjefe de la Policía hondureña solicitado en EE.UU. por narcotráfico
El exdirector de la Policía Nacional, comisionado general Juan Carlos Bonilla Valladares (c), en una fotografía de archivo. EFE/Gustavo Amador Credit: EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa, 9 mar (EFE).- Las fuerzas de seguridad de Honduras capturaron este miércoles al exjefe de la Policía Nacional del país Juan Carlos Bonilla Valladares, quien es acusado y solicitado en extradición por Estados Unidos por tres cargos relacionados con el narcotráfico.

Bonilla Valladares fue detenido durante una operación policial en Zambrano, unos 30 kilómetros al norte de Tegucigalpa, la capital de Honduras, afirmó a periodistas el ministro asesor en materia de Comunicaciones del Ejecutivo hondureño, Milton Benítez.

La Fiscalía de Nueva York acusó en abril de 2020 de tres cargos relacionados con el narcotráfico al exjefe de la Policía hondureña, por lo que podría enfrentar un máximo de cadena perpetua y los que además involucran al expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández.

Papel clave en conspiración internacional de narcotráfico

El fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman, explicó en un comunicado difundido en 2020 que Bonilla Valladares jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas” y cometió delitos en nombre del exdiputado “Tony” Hernández, condenado, “y de su hermano el presidente”, en referencia a ahora exgobernante Juan Orlando Hernández, entre ellos “el asesinato de un traficante rival”.

El expresidente Hernández (2014-2022) fue capturado el 15 de febrero en su domicilio en Tegucigalpa, un día después de que Estados Unidos solicitó su “formal arresto provisional”, con fines de extradición, por delitos de narcotráfico y uso de armas.

El juez que lleva el caso sobre la extradición de Hernández le dictó el 16 de febrero “detención provisional” y le fijó una segunda audiencia, para la evacuación de pruebas, para el 16 de marzo.

Estados Unidos desclasificó el 7 de febrero la inclusión de Juan Orlando Hernández en su lista de corruptos en julio pasado, cuando todavía estaba en el cargo, por su presunta vinculación con el narcotráfico, y en julio de 2021 le revocó la visa para ingresar a ese país.

Bonilla Valladares violó la ley

Bonilla Valladares, según las autoridades de EE.UU., abusó de su cargo para violar la Ley y “supervisó el envío de múltiples toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, usó ametralladoras y otras armas para conseguirlo, y participó en violencia extrema, incluyendo el asesinato de un traficante rival, para impulsar la conspiración”.

La Fiscalía cita en la imputación del exjefe de la Policía hondureña las “pruebas presentadas” en el juicio celebrado el pasado octubre de 2019 en Nueva York contra “Tony” Hernández y las “declaraciones hechas ante el tribunal”, en las que se alegó que varias organizaciones de narcotráfico tuvieron “apoyo” de políticos y agentes del orden en Honduras entre 2003 y 2020.

Bonilla Valladares, que ejerció el cargo de jefe de la Policía Nacional entre 2012 y 2013, ha negado la acusación y en abril de 2020 dijo a un canal de la televisión hondureña, que estaba dispuesto a presentarse a cualquier parte que lo llamen para demostrar que es inocente de los cargos que le imputa la Fiscalía de Nueva York.

Señaló además que las acusaciones en Nueva York podrían ser una venganza de Alexander Hernández, quien fue testigo ante la Fiscalía de Nueva York, en el juicio contra “Tony” Hernández.

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, Melvin Duarte, dijo a periodistas que el exjefe policial fue capturado luego de que se emitió una orden de captura.

Bonilla Varela podría comparecer este jueves ante el juez designado para estudiar su solicitud de extradición, señaló Duarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.