imagen de pasado 11 de enero de turistas cruzan a pie la frontera debido a los bloqueos durante manifestaciones en Tacna (Perú). EFE/ Rafael Arancibia
imagen de pasado 11 de enero de turistas cruzan a pie la frontera debido a los bloqueos durante manifestaciones en Tacna (Perú). EFE/ Rafael Arancibia

Lima, 18 ene (EFE).- Varios líderes de las manifestaciones antigubernamentales de Perú afirmaron este miércoles en Lima que en su país no habrá «democracia ni paz», si la presidenta Dina Boluarte no renuncia a la jefatura del Estado.

«No habrá democracia, no habrá paz, si es que la señora Boluarte no escucha al pueblo peruano», enfatizó el secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Gerónimo López, durante una rueda de prensa celebrada junto con dirigentes de varias regiones que participan en las protestas.

El líder del mayor gremio sindical del país agregó que, así Boluarte renuncie al cargo, las manifestaciones continuarán si no se produce también un cambio en la mesa directiva del Congreso, que preside el conservador José Williams Zapata.

Boluarte no tiene vicepresidentes por lo que una renuncia suya implicaría que el presidente del Congreso asuma la jefatura del Estado por sucesión constitucional.

Durante la rueda de prensa, celebrada en la sede de la CGTP, los dirigentes insistieron en que el paro convocado para este jueves exige la renuncia de la gobernante, nuevas elecciones para 2023, el cierre del Congreso y la convocatoria a una asamblea constituyente.

«Mañana es un paro nacional cívico-popular con movilizaciones pacíficas», acotó López, antes de descartar que exista algún afán de «actos de vandalismo».

Algunos de los participantes remarcaron que «no se puede dialogar con este Gobierno» y consideraron una «heroica gesta» el viaje que han realizado ciudadanos del interior del país para llegar hasta Lima, donde este jueves se anuncia una jornada de protestas.

«Lima todavía no reacciona y por eso las regiones estamos aquí (…) para despertar conciencias», declaró al respecto Cristian Cubas, de la norteña región de Cajamarca.

En la conferencia estuvieron presentes dirigentes de regiones sureñas como Cuzco, Tacna, Moquegua y Apurímac, de las norteñas La Libertad, Lambayeque y Cajamarca, así como del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una zona del centro y sur del país donde se encuentran los mayores cultivos de hoja de coca de Perú.

Posteriormente, López ratificó a EFE que «para poder encontrar la paz social en el país (…) es necesario que la señora Dina Boluarte dé un paso al costado» y que «se elija una nueva mesa directiva» del Congreso para que «haya un verdadero gobierno de transición democrática que lleve las elecciones este 2023».

«El pueblo no acepta más allá, porque ya el Congreso en su primera legislatura aprobó las elecciones para 2024 y el pueblo no lo acepta, dice no, este año, entonces, esas elecciones deben ir acompañadas por un referéndum constitucional», enfatizó.

El dirigente de la CGTP sostuvo que la posición de su gremio y de la Asamblea de los Pueblos, que agrupa a organizaciones de las regiones, «siempre» es que sus marchas «son pacíficas, respetando y sin daños ni perjuicios a la propiedad pública y privada», por lo que deslindó «de cualquier acto de vandalismo».

López añadió que «la lucha va a continuar, la lucha no acaba mañana» y reiteró que las «regiones no piden agua, desagüe, educación, no piden más colegios», sino que se acepta su plataforma de exigencias políticas.

Las protestas, que comenzaron en diciembre pasado, han dejado 41 manifestantes y un policía muerto, mientras que otras nueve personas han perdido la vida por distintas causas provocadas por los bloqueos de carreteras y manifestaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *