Imagen de archivo de Frank Bainimarama. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Sídney (Australia), 14 jul (EF).- Las naciones insulares del Pacífico pidieron una acción inmediata contra la crisis climática, al culminar este jueves una cumbre multilateral marcada por la creciente influencia de China en la estratégica región.

“He sido muy claro y consistente en pedir compromisos climáticos más ambiciosos”, dijo el primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, al concluir la cumbre de líderes del Foro del Pacífico, que se celebró entre el 11 y el 14 de julio en Suva, la capital de su país, en declaraciones retransmitidas en las redes sociales del organismo.

Fiyi es una de las naciones insulares del Pacífico que demandan que las emisiones contaminantes se reduzcan a la mitad para el año 2030 y que se llegue a las emisiones neutras para evitar que la temperatura global aumente en más de 1,5 grados, en línea con el Acuerdo de París.

Bainimarama también remarcó que los grandes emisores, entre ellos Australia, deberían “eliminar gradualmente el carbón y otros combustibles fósiles”, así como incrementar la financiación para mitigar el cambio climático, entre otras medidas.

Las naciones insulares del Pacífico son vulnerables a la crisis climática debido a que el aumento de los niveles del mar les hacen perder sus territorios, destruyen sus fuentes de agua y cultivos, y provoca que los desastres naturales como los ciclones sean cada vez más poderosos y frecuentes.

“El cambio climático es un asunto clave para nosotros” y los “líderes se mostraron unidos”, expresó en Suva el ministro de Exteriores de Tuvalu, Simone Kofe, al destacar el apoyo en el Foro a la Estrategia del Continente del Pacífico Azul, la hoja de ruta en materia climática y geopolítica de las islas hasta el 2050.

Kofe recordó que los científicos han advertido anteriormente que las pequeñas naciones insulares como la suya desaparecerían en menos de un siglo a consecuencia del cambio climático, por lo que instó a buscar la financiación necesaria para preservarlas.

Los líderes también pidieron “compartir mutuamente” la información sobre los acuerdos que “afecten a la soberanía nacional”, explicó, por su lado, el secretario general del Foro, Henry Puna, en declaraciones retransmitidas por la cadena fiyiana FBC.

Puna aludía a las preocupaciones que se generaron por la firma de un pacto de seguridad entre China e Islas Salomón en abril pasado, que se negoció de forma opaca y abre la puerta al envío de fuerzas de seguridad a ese país y la “visita” de barcos chinos, por considerarse que amenaza a la estabilidad de esta estratégica región.

Pero el primer ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, descartó el eventual establecimiento de una base militar de China en una entrevista con The Guardian Australia.

“En el momento en que establezcamos una base militar extranjera, nos convertimos inmediatamente en un enemigo. Y también ponemos a nuestro país y a nuestra gente como objetivo de posibles ataques militares”, precisó el mandatario, que cambió su alianza con Taiwán en 2019 para favorecer a China.

Este Foro reúne a Australia, Fiyi, Islas Cook, Nueva Caledonia, la Polinesia Francesa, Micronesia, Nauru, Nueva Zelanda, Niue, Palau, Papúa Nueva Guinea, Islas Marshall, Samoa, Islas Salomón, Tonga, Tuvalu y Vanuatu, mientras que Kiribati ha anunciado su salida del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.