Foto de archivo de Gustavo Manrique, ministro del Ambiente. EFE/ José Jácome

Quito, 21 jul (EFE).- Tiwi Nunka es, desde este jueves, la primera reserva natural comunitaria de Ecuador para los indígenas de la nacionalidad originaria shuar, un espacio de casi 5.500 hectáreas creado dentro de su territorio, según anunció este jueves el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica en un comunicado.

La declaratoria de esta área natural protegida, la número 71 de Ecuador, fue realizada por el ministro de Ambiente, Gustavo Manrique, en un festivo acto celebrado en el Centro Shuar Kiim, hogar de 200 personas de esta etnia amazónica que se encargarán de custodiar Tiwi Nunka.

El nombre de esta área protegida significa “Territorio de Tiwi” y rinde homenaje al primer shuar que se asentó en esta zona.

Hasta la década de 1960, los shuar tenían un estilo de vida seminómada, pero con la ocupación de las tierras más productivas por parte de colonos comenzaron a formar asentamientos, tanto en el territorio ecuatoriano como al otro lado de la frontera con Perú.

Así, las familias shuar del centro Kiim, ubicado en la sureña provincia de Zamora Chinchipe, fronteriza con Perú, ven cumplido el anhelo de tener su territorio convertido en un área natural protegida como habían solicitado desde hacía 22 años.

Esto fue posible después de que, en 2021, el Ministerio del Ambiente adjudicó al Centro Shuar Kiim 5.674,44 hectáreas que no habían sido afectadas por actividades humanas y, tras un proceso de consulta comunitaria, se procedió a hacer los trámites para que casi 5.500 hectáreas ingresasen al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

BOSQUE NATIVO Y PÁRAMO

Más del 96 % de la superficie de esta área está conformado por bosque nativo, seguido por un ecosistema de páramo.

El Ministerio de Ambiente aseveró que su importancia radica en la conservación, no solo por la provisión de servicios como el recurso hídrico, sino por albergar especies silvestres especialmente de fauna endémica.

En esta área existen registros de osos de anteojos, tapires y pumas que usan el territorio del Centro Shuar Kiim para su movilización entre el Parque Nacional Podocarpus y el Área Protegida Autónoma Descentralizada Yacuambi.

“Para mí es motivo de profunda alegría evidenciar que compartimos la misma visión sobre la conservación, considerándola un mecanismo generador de bienestar y empleo”, señaló Manrique durante una ceremonia a orillas del río Yacuambi que fue escenario de cantos y danzas ancestrales de alrededor de 100 habitantes del Centro Shuar Kiim

“Esta nueva área protegida es resultado del trabajo conjunto de la nacionalidad shuar y el personal del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica. Hoy juntos demostramos que el Gobierno y los pueblos y nacionalidades estamos aunando esfuerzos con un mismo horizonte”, señaló.

ELEMENTOS PARA LA SUPERVIVENCIA

En el proceso para registrar esta nueva área protegida de Ecuador también contribuyó la Federación Provincial de la Nacionalidad Shuar de Zamora Chinchipe y el financiamiento de la organización Andes Amazon Fund.

Por su parte, el presidente del Centro Shuar Kiim, Milton Asamat, indicó que la naturaleza presta a su pueblo “muchos elementos para la supervivencia de la vida humana”.

“Por eso, queremos conservar esta área protegida. Nuestros mayores o ancestros nos dejaron de herencia cuidar la naturaleza, a todas las especies y recursos como el agua, las plantas y todo lo que encontramos en los ecosistemas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *