En la imagen, un banco en un parque de Lugo (noroeste de España). EFE/ Eliseo Trigo
En la imagen, un banco en un parque de Lugo (noroeste de España). EFE/ Eliseo Trigo

Madrid, 17 ene (EFE).- La primera gran borrasca del invierno en España, denominada Fien, puso este martes en alerta a casi todo el país y dejó una persona fallecida, carreteras cortadas por inundaciones o nieve, suspensión de clases en centros educativos, caída de árboles y crecida de ríos en el norte peninsular.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó avisos en toda la Península y en las Islas Baleares por nevadas, rachas de viento huracanadas, lluvias o marejadas.

Al norte, en el País Vasco, uno de los territorios más afectados, los Servicios de Emergencias localizaron esta madrugada el cuerpo sin vida un hombre de 80 años, cuya desaparición habían denunciado sus familiares unas horas antes, en pleno temporal.

Una mujer de 47 años también resultó herida la pasada noche después de que su coche se cayera por un socavón que provocaron las lluvias en la carretera EP-0017, en el municipio de Pontevedra.

Hay además riesgo de desbordamiento de algunos ríos y las fuertes rachas de viento obligaron a cerrar los parques públicos en ciudades como Madrid y Barcelona.

Los integrantes de cuatro familias de Begonte, al norte, tuvieron que ser rescatados con medios acuáticos, lanchas semirrígidas tipo zodiac y motos de agua, tras quedar aislados por la crecida de un río en la localidad.

El alcalde de Begonte, José Ulla Rocha, informó a EFE de que el agua cercó una docena de casas en su municipio, debido a las últimas lluvias y a la crecida del río.

Muchas carreteras de la red secundaria tienen problemas por acumulación de nieve o de lluvia, con balsas de agua, desprendimientos y caídas de árboles que obligaron a cortar algunas vías.

También las fuertes rachas de viento están afectando al tráfico aéreo, con vuelos cancelados en el aeropuerto de Vigo, y al ferroviario, con retrasos en algunas líneas de alta velocidad.

Varios miles de alumnos del norte del país, especialmente en zonas de montaña, se han quedado sin clases en medio de este temporal, el primero de un invierno que estaba siendo especialmente cálido en España, donde a comienzos de enero se batieron récord de temperaturas altas para esta época del año en el país.

Con la llegada de Fien también han bajado las temperaturas, y en algunos puntos preocupa ahora que, tras las nevadas, se forme hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *