Imagen satelital cedida este viernes, 30 de septiembre, por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), a través del Centro Nacional de Huracanes (NHC), en la que se registró la localización del huracán Ian sobre la costa este de Estados Unidos. EFE/NOAA-NHC

Miami, 30 sep (EFE).- El huracán Ian se degradó rápidamente a un sistema postropical este viernes poco después de tocar tierra en Carolina del Sur (EE.UU.) con categoría 1 y vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h).

Según el último parte del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) estadounidense, Ian continúa ofreciendo “marejada ciclónica peligrosa, inundaciones repentinas y vientos fuertes”.

A las 17.00 hora local (21.00 GMT), el centro de Ian fue localizado a 35 km al noroeste de Myrtle Beach (Carolina del Sur) y sus vientos sostenidos bajaron ahora a 110 km/h.

El ciclón postropical se mueve hacia el norte a una velocidad de cerca de 24 km/h y se pronostica que se moverá tierra adentro durante esta noche al este de Carolina del Sur.

Luego se moverá a través del centro de Carolina del Norte mañana en la mañana y hacia el oeste de Virginia.

Está previsto que se disipe sobre el oeste de Carolina del Norte o Virginia el sábado por la noche, detalló el NHC.

El sistema puede ocasionar marejadas ciclónicas en la costa de las Carolinas con subida del nivel del mar de hasta un máximo de 7 pies (2,1 metros).

Las vigilancias y avisos emitidos por el NHC van desde el noreste de Florida hasta Carolina del Norte.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hacia afuera hasta 335 km.

Además de marejada ciclónica, Ian va a descargar lluvias intensas, con riesgo de inundaciones y desborde de ríos, y oleaje y corrientes en el mar.

También hay riesgo de tornados en las zonas por donde pasará Ian, que tocó tierra este viernes en Georgentown, Carolina del Sur (EE.UU.), la tercera vez que lo hace desde su formación en el centro del Caribe el fin de semana pasado.

Según datos recientes, Ian, en 36 horas, pasó de tormenta tropical a huracán de categoría 4, algo que científicos atribuyen al cambio climático.

Desde su formación en el centro del Caribe el fin de semana pasado, Ian, el cuarto huracán de 2022, ha dejado una estela de destrucción, especialmente en el oeste de Cuba y Florida, donde cruzó de oeste a este la península para alcanzar el Atlántico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *