Casi 400 menores de edad han sido enviados de retorno a sus países de origen, y otros 1.723 casos están bajo revisión, según indicó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). EFE/Larry W. Smith/Archivo

Washington, 8 jun (EFE).- Más de 3.900 niños migrantes fueron separados de sus familias entre julio de 2017 y enero de 2021. La política migratoria del entonces presidente estadounidense, Donald Trump , informó este martes el Grupo de Trabajo de Reunificación Familiar establecido por su sucesor, Joe Biden.

«El Departamento de Seguridad Nacional está comprometido con la tarea de reunir a las familias separadas cruelmente por el gobierno anterior», señaló en un comunicado el titular de dicho departamento, Alejandro Mayorkas.

El informe indicó que en ese período hubo 5.636 separaciones de familias y sus niños. Pero que sólo 3.913 pueden clasificarse dentro de las definiciones de ese grupo de trabajo creado por la Administración Biden.

Casi 400 menores de edad han sido enviados a sus países de origen, y otros 1.723 casos están bajo revisión, según indicó el DHS.

«Cuando reunificamos a las primeras siete familias el mes pasado, dije que eso era sólo el comienzo», añadió Mayorkas. «En las próximas semanas, reunificaremos otras 29 familias. En colaboración estrecha con organizaciones no gubernamentales, grupos legales y otras agencias, el Grupo de Trabajo continuará esta labor».

El comunicado indicó que continuarán las reunificaciones. Casi 50 trámites se han iniciado con USCIS, y se han revisado y aprobado 37 casos para el otorgamiento de una visa temporal por razones humanitarias.

Esto significa que los padres o madres de los menores que fueron separados podrán ingresar a Estados Unidos. Podrán permanecer por un período inicial de 36 meses con la oportunidad de solicitar autorización para trabajar.

Michelle Brané, directora ejecutiva del Grupo de Trabajo, dijo que se proveerá a estas familias «el apoyo y los servicios para que reconstituyan sus vidas».

En los últimos 30 días, indicó el comunicado, 7 menores de edad se reunieron con sus padres o madres. Llevando el total de niños que se han reencontrado con sus familias a 1.786.

Hay otros 2.127 niños acerca de los cuales el Grupo de Trabajo «no tiene un registro corroborado de reunificación», añadió el comunicado.

Estas cifras se conocen cuando la vicepresidenta, Kamala Harris, se encuentra de gira por Guatemala y México. Con el objetivo de analizar la inmigración a Estados Unidos, desbordada desde la llegada de Biden.

Esta situación, con más de 178.000 inmigrantes llegando a la frontera con México en abril pasado, ha puesto en aprietos al Gobierno Biden.

La administración se ha visto desbordada para atender a miles de menores no acompañados y familias con niños pequeños, buscando diferenciarse del gobierno de Trump.