El candidato a presidencia de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, participa en un acto de campaña en la escuela de samba Portela hoy, en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Antonio Lacerda

Río de Janeiro, 25 sep (EFE).- El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para las presidenciales del 2 de octubre en Brasil, llamó este domingo a combatir la abstención para que no ocurra como en las elecciones de Estados Unidos en 2016, cuando ganó el republicano Donald Trump.

“Es importante que las personas comparezcan a votar hasta para tener el derecho de insultar, cobrar y exigir después”, afirmó el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), en un mitin en la ciudad de Río de Janeiro, cuando faltan siete días para los comicios.

Lula, líder de todos los sondeos con una amplia ventaja sobre el presidente Jair Bolsonaro, recordó un cruce de declaraciones entre el actor Robert De Niro y el hoy exmandatario Trump, tras su victoria en las elecciones ante la demócrata Hillary Clinton.

“Robert De Niro comenzó a insultar a Trump diciendo que éste no podía haber sido elegido, a lo que Trump le respondió: ‘Solo tenías que haber convencido a 8 millones de votantes de Clinton para que fueran a votar y ella habría ganado, pero te quedaste en el insulto y yo gané”, parafraseó el extornero mecánico.

En este contexto, invitó a sus seguidores a buscar y convencer a personas que estén indecisas o piensen en abstenerse, con la idea de que una mayor movilización le favorecerá para una eventual victoria en primera vuelta, escenario anticipado por varios sondeos.

Asimismo, pidió no entrar en provocaciones y evitar persuadir a los fanáticos de Bolsonaro: “Dejen que sean comidos por el gusano del bolsonarismo. Tenemos que conversar con los millones que están indecisos y los que piensan abstenerse”.

Los sondeos publicados hasta ahora atribuyen a Lula entre un 40 y un 45 % de las intenciones de voto, frente al 30 % que obtendría Bolsonaro, e incluso algunas encuestas vaticinan la victoria del candidato del PT en primera vuelta, que se produciría si supera el 50 % de los sufragios válidos.

Por otro lado, Lula confirmó que participará en el tercer y último debate televisado con el resto de candidatos, previsto para el próximo jueves en la cadena Globo, el mayor medio de comunicación del país, y justificó su ausencia del celebrado este sábado.

El exjefe de Estado insistió en que ese día tenía dos actos en la ciudad de Sao Paulo y se quejó de que los aspirantes con mínimas opciones de asumir la Presidencia “solo” buscan atacarle.

Aunque al último debate ha decidido ir porque quiere “aprovechar el espacio para conversar” con el electorado brasileño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *