Imagen de los incendios en la zona de la Gironda en Francia. EFE/EPA/SDIS 33 HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

París, 17 jul (EFE).- Los dos incendios que se declararon el martes a unas pocas decenas de kilómetros al sur de Burdeos han quemado en total 10.500 hectáreas hasta este domingo por la mañana y han conducido a la evacuación preventiva de más de 14.000 personas.

La Prefectura del departamento de Gironde precisa en su cuenta de Twitter que en el fuego que comenzó en el municipio de Landiras el martes por la tarde han quedado calcinadas 7.100 hectáreas, lo que significa 100 más de las que se habían comunicado a última hora del sábado.

En el otro frente de La Teste de Buch, se llevan destruidas 3.400 hectáreas de bosque de pinos, 200 hectáreas más.

La Prefectura precisa que durante la noche el fuego se ha reavivado en varios puntos, lo que amenazaba los cámpings de la famosa duna del Pilat, de forma que se ha decidido sacar de allí a los guardianes.

De esos cámpings ya se habían evacuado desde el mismo martes por la tarde a los 6.000 turistas que los ocupaban.

Más de 1.200 bomberos están trabajando para tratar de contener esos fuegos, apoyados en la jornada del sábado desde el aire por dos hidroaviones de tipo Canadair y dos bombarderos de agua Dash.

El sur de Francia lleva varios días viviendo una ola de calor que se está extendiendo hacia el norte. Esta mañana hay 37 de los 101 departamentos del país en alerta naranja por canícula, en el sur y en la fachada atlántica.

Météo France prevé que esta tarde las temperaturas en las áreas próximas a los incendios de Gironde podrían rozar o alcanzar el umbral de los 40 grados y lo mismo debería ocurrir en ciudades como Burdeos o Toulouse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *