Raleigh.- La cobra venenosa que mantuvo en zozobra a un vecindario al norte de Raleigh, fue localizada y atrapada.

La serpiente fue vista por última vez el 29 de junio en la entrada de una vivienda en el vecindario Brittany Woods, localizado Sandringham Drive, cerca de Leesville Road en el noroeste de Raleigh.

A los funcionarios les preocupaba que la serpiente pueda morder o escupir si la acorralaban. Según el Instituto Africano de Mordeduras de Serpiente, este tipo de cobra es muy peligrosa. El veneno puede dañar los tejidos y ser fatal.

La cobra pertenecía a un vecino que solía tener este tipo de reptil como mascota.

La ley estatal de Carolina del Norte dice que no es ilegal estar en posesión de serpientes venenosas si el dueño mantiene al reptil en un recinto a prueba de fugas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *