El secretario general de la ONU, António Guterres, en una fotografía de archivo. EFE/Justin Lane

Naciones Unidas, 29 sep (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU votará el viernes un borrador de resolución para condenar los referendos celebrados en zonas de Ucrania controladas parcialmente por tropas rusas y para advertir contra los planes del Kremlin de anexionarse estos territorios, según dijeron este jueves fuentes diplomáticas.

El texto, propuesto por Estados Unidos y Albania, será con toda seguridad vetado por Rusia, que como miembro permanente del Consejo de Seguridad tiene capacidad para bloquear cualquier decisión de este tipo.

Según diplomáticos, tras ese previsible veto se abriría la posibilidad de llevar una resolución similar a la Asamblea General de la ONU, donde se sientan los 193 Estados miembros de la organización y no existe el derecho de veto.

Ucrania y sus aliados ya optaron por esa vía al inicio de la guerra, cuando Moscú frenó en el Consejo de Seguridad un texto que condenaba su invasión y le exigía dar marcha atrás.

En la Asamblea General -cuyas resoluciones no tienen carácter vinculante- esa condena salió adelante con una abrumadora mayoría de 141 votos a favor, 35 abstenciones y sólo cinco votos en contra.

La resolución que votarán mañana los quince países del Consejo de Seguridad se centra en los referendos organizados en las regiones ucranianas de Donetsk, Luhansk, Jersón y Zaporiyia y subraya su carácter ilegal, al tiempo que pide a todos los Estados que eviten reconocer cualquier alteración de las fronteras ucranianas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ya dejó claro hoy que la anexión de estos territorios por parte rusa viola la Carta de Naciones Unidas y “no debe aceptarse”, un mensaje que ha sido duramente criticado por Rusia, que acusa al diplomático portugués de extralimitarse y faltar a su deber de imparcialidad.

La reunión para votar la resolución tendrá lugar este viernes a partir de las 15.00 hora de Nueva York (19.00 GMT), según fuentes diplomáticas.

Además, el Consejo de Seguridad se reunirá también de urgencia, a petición de Rusia, para discutir las fugas en los gasoductos Nord Stream, que tanto el Kremlin como los países de la OTAN ven como actos deliberados de sabotaje, culpándose mutuamente de la autoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *