El volcán Cotopaxi con una fumarola de vapor de agua, desde Quito (Ecuador), en una fotografía de archivo. EFE/José Jácome
El volcán Cotopaxi con una fumarola de vapor de agua, desde Quito (Ecuador), en una fotografía de archivo. EFE/José Jácome

Quito, 24 nov (EFE).- La cumbre glaciar del volcán Cotopaxi, en Ecuador, amaneció este jueves parcialmente cubierta de ceniza tras las últimas emisiones de partículas y gases expulsados desde su cráter en las últimas horas, como parte del incremento de la actividad interior que registra desde hace un mes.

La capa de ceniza gris sobre el volcán se concentra en el flanco oriental del macizo, según reportó este jueves el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional a partir de las cámaras de vigilancia que rodean al volcán.

La emisión de ceniza tuvo una altura de entre 200 y 300 metros sobre el nivel del cráter y se dio probablemente a las 18.30 hora local (23.30 GMT) del miércoles, cuando se registró una señal de tremor de baja amplitud procedente del interior del Cotopaxi.

De acuerdo al IG, “estas emisiones corresponden al escenario más probable” pronosticado el lunes, cuando los especialistas apuntaron a un evento aislado, similar a otros menores que han ocurrido desde 2015, cuando se dio el último proceso eruptivo del volcán.

Bajo este escenario, “este tipo de eventos puede repetirse en el corto y mediano plazo sin mostrar signos precursores” ni presentar actividad superficial mayor, según el IG.

El otro escenario, menos probable para los especialistas, es que esto sea el inicio de un periodo eruptivo similar al de 2015, “aunque al momento no existen evidencias que sugieran esta evolución” y “la incertidumbre es demasiado alta para estimar el tamaño de este posible periodo eruptivo”.

En la mañana de este jueves también se observó la salida de vapor de agua y gases con alturas entre 500 y 900 metros sobre el cráter, por lo que un equipo del IG se encuentra evaluando la situación para conocer más detalles de la actividad ocurrida.

Entre los gases detectados que salen de su cráter hay dióxido de azufre y dióxido de carbono, dos compuestos que tienen “un aporte magmático”.

El Cotopaxi, que se encuentra en la cordillera de los Andes, a unos 45 kilómetros al sureste de Quito, es el segundo pico más alto de Ecuador con sus 5.897 metros sobre el nivel del mar.

En proceso eruptivo desde mayo de 2019 está el volcán Sangay, situado en el sur de la cordillera andina de Ecuador, que este jueves emitió una pequeña nube de gases volcánicos y ceniza con una altura de 2 kilómetros sobre del cráter, desplazada por el viento hacia el oeste, en dirección a la provincia amazónica de Morona-Santiago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *