Un inmigrante muere ahogado mientras huía de la Guardia Nacional en Texas
US Border Patrol Facebook Page Credit: Cortesía de The Sacramento Bee

Miami, 11 ene (EFE).- Un inmigrante murió ahogado en una cantera de grava que estaba llena de agua a la que entró en su intento de escapar de soldados de la Guardia Nacional de Texas que lo perseguían, informó este martes la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El fallecido estaba acompañado de otro hombre y ambos corrieron hacia un pozo de grava cercano, que estaba lleno de agua, y entraron en él, pero uno de ellos no logró salir a la superficie.

Los buzos de BORSTAR a menudo son llamados para realizar rescates y recuperaciones.
Este fin de semana, ayudaron a @texasguard a recuperar el cuerpo de un hombre que huyó de ellos y cayó al agua. US Border Patrol – Sector Rio

El otro apareció en el borde de la gravera y necesitaba atención médica, por lo que se pidió asistencia a los servicios médicos de emergencia y el hombre fue transportado a un hospital local.

Todo ocurrió el pasado viernes por la noche, cuando agentes de la Estación Sur de Eagle Pass de la Patrulla Fronteriza, en el sector Del Río, respondieron a un pedido de asistencia por parte de soldados de la Guardia Nacional destinados por el gobernador de Texas, Greg Abbott, para ayudar en materia migratoria.

Los soldados indicaron a los agentes fronterizos que los dos individuos formaban parte de un grupo más grande de inmigrantes que huía de los efectivos de la Guardia Nacional.

Si uno de los hombres apareció al borde del pozo de grava, el segundo no apareció, por lo que se llamó al equipo de buceo de búsqueda, trauma y rescate de la Patrulla Fronteriza (BORSTAR), que recuperó el cadáver el sábado por la mañana.

Texas sigue registrando el mayor número de cruces migratorios y el Sector Del Río es el segundo donde más “encuentros” se registran entre agentes fronterizos e indocumentados de toda la región, con cerca de 58.000 en el pasado mes de noviembre, el último del que se tienen cifras oficiales.

El gobernador de Texas movilizó el año pasado a cerca de 10.000 soldados de la Guardia Nacional y efectivos de la Departamento de Seguridad Pública a la frontera como parte de la controversial Operación Estrella Solitaria, que les autoriza a arrestar indocumentados, aunque la aplicación de las leyes migratorias es de competencia federal.

Estas unidades han detenido a miles de inmigrantes, muchos de ellos por ingresar en propiedades privadas en su camino hacia el interior del país. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *