Greensboro.- Un grupo de activistas de distintas organizaciones, encabezados por Southerners on New Ground (SONG), se reunió para dialogar sobre el tema de inmigración y crear estrategias para luchar por sus derechos, utilizando como base de acción al movimiento gay.

Además de un diálogo abierto, los participantes se dividieron en cuatro áreas para reflexionar y trabajar en ideas para convertir el sur del país en un sitio más acogedor para todos. “El movimiento se está dando de una gran forma en muchas partes del país”, afirmó Karma Chávez, académica de la Universidad de Wisconsin en Madison y ponente invitada al evento.

“En Arizona no ven a los movimientos gay e inmigrante como extraños y trabajan juntos muchas veces”.

El diálogo intentó replantear la imagen de la narrativa de inmigración en el país, centrando la perspectiva en las comunidades migrantes, además de presentar una versión alternativa-gay sobre la democracia en los Estados Unidos a través del desarrollo de plataformas que cumplan con las necesidades de todos.

Para la creación de estas estrategias de autodeterminación y acción, los cerca de 50 asistentes se dividieron en grupos para estudiar el tema de inmigración desde el lente de la tierra, el trabajo, cuerpo y espíritu.

Como resultado, pidieron por “la creación de espacios y sitios que fomenten el empoderamiento y sanamiento, así como que alimente el alma y celebre nuestra herencia cultural sin temor a ser acosados”.

De igual forma, el grupo aplaudió la existencia de “ciudades santuario”, donde los habitantes son aceptados sin problema alguno, mientras plantearon el fin de la discriminalización del cuerpo gay y los indocumentados. También sugirieron que existan tarjetas de identificación para todos, así como el cierre de los centros de detención, el fin de la policía-estado y buscar alternativas a las instituciones judiciales, que castigan a los infractores de la ley.

Lo anterior ocurrió como parte de la campaña “People’s First 100 Days” (Los Primeros 100 Días de la Gente) del Southern Freedom Movement (Movimiento Sureño de Libertad), que entre el pasado 7 de noviembre y  el próximo 15 de febrero, se están realizando eventos para “conectar y compartir uno con otro, avanzar en nuestras luchas locales y como parte de un movimiento más grande”. “Estamos tratando de vincular lo particular de cada sitio a la campaña en general”, dijo Roberto Cesar Tijerina, miembro de la organización.

Como colaboradores, asistieron miembros del Beloved Community Center, SEIRN, El Cambio, Aliados Unidos por la Justicia, NC Dream Team, We Are NC y el Club Infinity.