Charlotte.- Erick Velazquillo, el estudiante de origen mexicano de 22 años, cuyo caso ha sido ejemplo público de la situación que enfrentan muchos jóvenes indocumentados, por ahora no tendrá que preocuparse por ser deportado a su país.

El dictamen de parar temporalmente el caso se dio la semana pasada, días después que Velazquillo compareció ante un juez del Tribunal Federal de Charlotte, quien decidió postergar su decisión de ordenar la deportación del estudiante.

No obstante, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) que estuvo de acuerdo en cerrar parcialmente el caso, podría reabrirlo en cualquier momento.

La abogada Janeen Hicks Pierre, que lleva el caso de manera gratuita, solicitó una acción diferida, que le hubiera permitido a Velazquillo permanecer por uno o dos años más en el país con la ventaja de tener un estatus migratorio.

Sin embargo, aunque la abogada manifestó su agradecimiento al ICE por su acción, reconoció durante una entrevista con el diario local Charlotte Observer, que la situación del estudiante no ha cambiado y aún no puede tener documentos para trabajar, manejar un vehículo y poder estudiar.

Angélica Velazquillo, su hermana, manifestó sentirse en parte satisfecha, pero a la vez decepcionada por el resultado.

“En parte es un triunfo porque no tendremos que preocuparnos de que mi hermano vaya a ser deportado. Pero también es frustrante porque ha quedado en un limbo”, expresó la hermana a Qué Pasa-Mi Gente.