Mocksville.- El grupo pro inmigrante de El Cambio realizó el sábado una manifestación por las calles de Mocksville, buscando que se respete a los residentes del lugar, tanto por su lugar de origen y estatus migratorio como sus preferencias sexuales.

La comitiva que sumaba más de veinte activistas, acompañados de simpatizantes y asesores legales, inició su marcha en la Biblioteca Pública del Condado Davie, en 317 Main Street, y luego caminó alrededor de la cuadra principal del pueblo.

Gritando mensajes como “educación, no deportación” y vistiendo en su mayoría los colores blanco, negro y púrpura, los activistas intentaron mostrar a quienes se encontraban por las calles la posibilidad de una sociedad más tolerante, que acepte las diferencias entre uno y otro.

Wooten Gough, uno de los organizadores y líder de El Cambio, dijo a Qué Pasa que decidieron realizar el evento en Mocksville debido a que ahí existe una población que ellos identifican altamente conservadora, por lo que consideraron importante intentar abrir las mentes de los residentes locales.

Además de la supuesta existencia de prejuicios en contra de las personas basándose en su color de piel, El Cambio sostuvo que en Mocksville también hay gente que sufre la discriminación debido a su género y orientación sexual.

Por eso, para ellos la caminata simbolizó un espacio para dar fuerza a los afectados y poner en claro que nadie debe tener miedo ni vergüenza por carecer de documentos o por ser gay.
Sin embargo, durante la manifestación no existió ningún reclamo o insulto de parte de extraños, quienes solamente echaban una mirada para luego volver  a enfocarse en sus actividades personales.

En cuestiones políticas, el Condado de Davie, donde se encuentra Mocksville, es altamente conservador. Durante  las pasadas elecciones en noviembre pasado, los votantes de Davie dieron el 71% de sus votos al candidato del Partido Republicano, Mitt Romney; mientras que el 75% igual eligió a Pat McCrory, contra 23% para su opositor del Partido Demócrata, Walter Dalton.