Raleigh.- El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció una nueva guía nacional para regular las órdenes de detención de inmigrantes indocumentados, la cual  busca asegurar que sólo sean puestos en proceso de deportación criminales peligrosos y otros individuos que están en su lista de prioridades.

Pero al mismo tiempo, ICE anunció que mantendrá el modelo del programa de deportación 287 (g) que opera en las cárceles.

“Una inteligente y efectiva aplicación de la ley de inmigración se basa en establecer prioridades de deportación y en ejecutar esas prioridades”, dijo John Morton, director de ICE al hacer el anuncio.

Según la nueva “Guía sobre el uso de órdenes de detención en los sistemas de justicia criminal federales, estatales y locales”, ICE ya no emitiría órdenes de detención, conocidos como “holds” para detener a personas convictas de delitos de tránsito y otras faltas menores.

Estas órdenes de detención se emitían automáticamente cuando las huellas digitales enviadas desde las cárceles mostraban el estatus migratorio de un detenido, sin importar el delito o falta que motivó su detención.

De acuerdo con la nueva guía ICE priorizará la identificación y deportación de personas que hayan violado las leyes penales, que constituyen una amenaza para la seguridad nacional, que hayan cruzado recientemente la frontera y sea reincidentes en la violación de la ley de inmigración [ver cuadro].

Se mantiene el 287 en cárceles
Como parte de las nuevas medidas ICE también anunció su decisión de no renovar ninguno de sus acuerdos con agencias del orden estatales y locales bajo el programa 287 (g) pero sólo los del modelo Task Force.

En Carolina del Norte el programa opera en 6 jurisdicciones, pero sólo uno, el de la ciudad de Durham, funcionaba bajo el modelo Task Force, el cual permite a los agentes de la ley locales identificar el estatus migratorio de los detenidos en la calle, al hacer el arresto.

El 287 (g) seguiría operando en las cárceles de Cabarrus, Wake, Mecklenburg, Gaston y Henderson, donde se revisa el estatus migratorio de todos los detenidos apenas caen en prisión.

Récord de deportados
ICE también reveló que durante el año fiscal 2012 fueron deportadas 409,849 personas, de las cuales el 55 por ciento (225,390)  fueron declaradas culpables de delitos graves o menores.
La cifra incluye a 1.215 extranjeros condenados por homicidio, 5.557 por delitos sexuales, 40.448 por delitos relacionados con las drogas, y 36.166 por conducir bajo la influencia del alcohol.

Nueva directiva para regular detenciones

Bajo la nueva política de ICE se emitirá una orden de deteción solo si un sospechoso:
* Está acusado o condenado por un delito previo.
* Tiene condena por tres o más delitos menores.
* Ha sido acusado o condenado por violencia, amenazas o atraco, abuso o explotación sexual, conducir bajo influencia de alcohol u otras sustancias, huir del  lugar de un accidente, posesión ilegal de armas, tráfico de sustancias y otros atentados contra la seguridad pública.
* Estuvo condenado por entrada ilegal al país
* Entró ilegalmente en el país después de ser deportado.
* Tiene una orden pendiente de deportación.
* El juez o el oficial de inmigración cree que ha cometido fraude inmigratorio conscientemente.
* Supone un riesgo significativo para la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública.