Berlín, 9 jun (EFE).- Los dos copresidentes del partido La Izquierda, Bernd Riexinger y Katja Kipping, fueron reelegidos hoy en sus cargos por un congreso de esa agrupación alemana, una de las fuerzas de oposición a la gran coalición presidida por Angela Merkel.

Sin embargo, los resultados de la elección mostraron que en el partido hay cierto descontento respecto sus dos líderes, que no tuvieron candidatos en contra.

Kipping fue reelegida con el 64,5 % de los votos, mientras que Riexinger obtuvo el 73,8 %.

Riexinger y Kipping están al frente del partido desde 2012. Sin embargo, en el último año se hecho patente una pugna entre Kipping y la copresidenta del grupo parlamentario Sahra Wagenknecht.

Kipping se mostró dispuesta a poner fin a la pugna con Wagenknecht bajo la condición de que se aceptara la decisión tomada hoy por el partido con respecto a la política migratoria.

La Izquierda reiteró hoy su respaldo a la política de fronteras abiertas para perseguidos políticos al aprobar una resolución que ha sido vista como una derrota de Wagenknecht.

Wagenknecht, tras las últimas elecciones generales y el éxito de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), había dicho que su partido no llegaba a determinadas personas al ignorar sus preocupaciones ante el flujo migratorio y llamó a reflexionar sobre los problemas que traían las fronteras abiertas.

La resolución aprobada hoy, en cambio, llama a la solidaridad con los refugiados y los inmigrantes.

Además, para mejorar el clima político en Alemania respecto a los refugiados, se propone una ofensiva social dentro del país, la lucha contra las causas de la migración en los países de origen, lo que incluiría detener la exportación de armas y crear vías para la inmigración legal en Alemania.

Riexinger y Katja Kipping habían pedido antes del congreso que la votación sobre la resolución pusiera fin al debate interno dentro de la agrupación sobre la política migratoria.

Wagenknecht, sin embargo, dijo que la resolución no considera algunos problemas claves, como el efecto de la inmigración en el mercado laboral.

En los últimos meses, Wagenknecht ha estado llamando a crear una estrategia para atraer a votantes que han optado por la AfD para expresar su descontento ante la política de la gran coalición presidida por Angela Merkel, para lo cual considera que hay que tener en cuenta sus preocupaciones.

Además, Wagenknecht ha propuesto crear una alianza de izquierdas más amplia en la que podrían integrarse sectores descontentos del Partido Socialdemócrata (SPD) y de Los Verdes para hacer frente al ascenso de la derecha.

Según una encuesta del instituto demoscópico INSA, encargada por el diario “Bild”, una alianza de esa naturaleza tendría un potencial electoral de hasta el 25 %.

Eso significa que el 25 % de los encuestados se podrían imaginar votar por una alianza de esa naturaleza.

El 78 % de los votantes de La Izquierda estarían abiertos a lo que se ha llamado “lista Wagenknecht”, así como el 32 % de los votantes del SPD, el 30 % de los de AfD, el 23 % de los de Los Verdes y un 21 % de los electores del Partido Liberal (FDP).