Foto: US Border Patrol en Arizona

Miami, 3 jun (EFE News).- Agentes de la Patrulla Fronteriza encontraron los cuerpos de dos inmigrantes indocumentados en dos puntos separados del desierto de Arizona, informó este jueves la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en un comunicado.

El hallazgo de los cuerpos se produjo esta semana por agentes fronterizos asignados al Sector Yuma que estaban desplegados en el desierto al sureste de Foothills.

En mayo pasado, agentes del Sector Yuma recuperaron otros cinco cadáveres, tres de los cuales fueron identificados, respondieron a 47 llamadas al número de emergencias 911 y rescataron a 126 migrantes.

A estas cifras hay que agregar a dos migrantes cuyo paradero se desconoce. Sus familias denunciaron su desaparición en sus respectivos consulados e informaron de que planeaban cruzar el desierto hacia Estados Unidos, y desde entonces no se ha sabido de ellos, indicó CBP.

El primero de los restos humanos hallados esta semana fue encontrado el lunes por un agente que estaba siguiendo el rastro a un grupo de migrantes en el campo de tiro de la Fuerza Aérea Barry M. Goldwater.

El inmigrante, posteriormente identificado como un ciudadano mexicano de 40 años, estaba a solo un par de millas de una baliza de rescate y se cree que murió aproximadamente hace dos semanas.

Y el martes, los agentes recibieron una llamada de emergencia en la que les avisaban que un grupo de migrantes necesitaba ayuda al sur de las colinas de Yuma y que una integrante del grupo se había colapsado y fallecido.

Hasta allí se desplazaron los uniformados, que detuvieron a los indocumentados y recuperaron el cuerpo de la mujer, una guatemalteca de 20 años que fue entregada al forense de la Oficina del Alguacil del condado de Yuma.

En declaraciones recogidas en el comunicado, el coordinador del Programa de Migrantes Desaparecidos del Sector Yuma, el agente fronterizo Lenin Padilla, advirtió que en esa zona hace mucho calor y el jefe de patrulla del Sector Yuma, Chris T. Clem, lamentó que los traficantes de humanos pongan en peligro las vidas de estas personas.

Padilla explicó que trabajan con el Gobierno de México y organizaciones no gubernamentales para difundir en ese país el mensaje de que se debe evitar el cruce fronterizo en áreas áridas del desierto, especialmente durante el verano.

CBP recordó que existen balizas de rescate y carteles con el número de emergencias 911 en todo el desierto para que los migrantes puedan pedir ayuda si la necesitan.

«Desafortunadamente, esperamos que la cantidad de llamadas al 911 aumente a medida que llegan los meses de verano», dijo Padilla. EFE News