Charlotte.- Una nueva propuesta en el Congreso plantea abrir un camino a la ciudadanía para los «soñadores», a cambio de aumentar la seguridad en la frontera entre México y Estados Unidos.

Gran atención ha captado en Washington la propuesta de los senadores Thom Tillis, republicano de Carolina del Norte, y Kyrsten Sinema, demócrata de Arizona. Los congresistas quieren que se ajuste el estatus migratorio de los llamados «soñadores», acompañado de medidas de seguridad fronteriza, procesamiento de asilo acelerado, deportaciones rápidas y la continuación temporal del Título 42.

Más financiación

Además de proteger a 2 millones de «dreamers», el proyecto de Sinema y Tillis destinaría dinero para la contratación de más agentes migratorios y aumentos salariales.

Los fondos adicionales para seguridad en la frontera y detención excederían los 25 billones de dólares que el expresidente Donald Trump exigió en su propuesta fronteriza para 2018 y podrían incluso superar los 40 billones.

El proyecto mantendría en vigor el Título 42, que permite deportaciones expeditas, hasta que se construyan centros regionales de procesamiento para albergar a los migrantes.

DACA

Durante años, el Congreso ha intentado y fracasado en su intento de aprobar legislación para legalizar a los indocumentados. Pero los legisladores demócratas esperaban llegar a un acuerdo con los republicanos para proporcionar una vía a la ciudadanía a los beneficiarios de DACA durante las sesiones finales del actual Congreso.

DACA, creado en 2012, por el expresidente Barack Obama, estaba destinado a impedir la deportación  de inmigrantes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños. El expresidente Donald Trump invalidó la acción ejecutiva de su antecesor y dejó a los beneficiarios de DACA en el limbo.

Sin embargo, el programa ha sido objeto de un tedioso proceso en las cortes.

Recientemente, una corte federal de apelaciones confirmó una sentencia de un tribunal inferior que declaraba ilegal el programa. El fallo que podría poner fin a DACA, que se conoció en octubre, hizo que los demócratas de ambas cámaras buscaran negociar con los republicanos una solución para los dreamers.

Para lograr que el proyecto se apruebe en un proceso regular en el capitolio, se requieren 60 votos en el Senado.

El apoyo

El presidente del Comité Judicial del Senado, Dick Durbin, dijo que apoya la propuesta de Tillis y Sinema. Durbin, demócrata de Illinois, es el autor del primer proyecto de legalización de los soñadores hace dos décadas.  

Daniel Garza, presidente de la Iniciativa Libre, y Jorge Lima, vicepresidente de Política de Americans for Prosperity, también aplaudieron la propuesta.

Las encuestas

Una encuesta de noviembre reveló que los votantes de todos los partidos, el 73 por ciento en general, incluido el 70 por ciento de los conservadores, apoyan que republicanos y demócratas trabajen juntos ahora, en 2022, en reformas migratorias que refuercen la seguridad fronteriza, permitan a los inmigrantes traídos a Estados Unidos de niños obtener la ciudadanía y garanticen una mano de obra legal y fiable para los agricultores y ganaderos estadounidenses.

Una encuesta de octubre mostró que el apoyo a una vía para que los soñadores obtengan la ciudadanía es especialmente fuerte. Por un margen de más de 4 a 1, los votantes en general apoyan regularizar a los dreamers. El 80 por ciento lo apoya. El 16 por ciento se oponen.

La propuesta tiene un apoyo mayoritario entre demócratas, 93 por ciento. El 74 por ciento de los independientes y el 71 por ciento de los republicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *