Graham.- El sargento de la Patrulla de Carreteras que ordenó la instalación de un retén de tránsito vehicular en Hanford Road, muy cerca de donde se celebraba una misa hispana calificó el incidente como una “coincidencia”.

Según el primer sargento Tim Crumpler, la ubicación del control de tránsito que se llevó a cabo el pasado 3 de mayo entre 5:30 y 7:30 pm fue elegida aleatoriamente por medio de una computadora entre una lista de locaciones que tienen ya asignadas, además que él  ignoraba que habría una misa en la Iglesia Sagrado Corazón al mismo tiempo.

“Nos dimos cuenta que se estaba llevando a cabo el evento durante el retén”, dijo Crumpler a Qué Pasa, asegurando que en ningún momento se intentó acosar o perseguir a nadie.

Él dijo que se revisó a todos los automovilistas indiscriminadamente y sin seguir un patrón, y las personas que pasaron sin tener que mostrar sus documentos fue cuando los cuatro agentes en el retén estaban ocupados.

Crumpler explicó que el punto donde se estableció el puesto de control es bueno por razones de seguridad, puesto que permite a los agentes tener una buena visibilidad de los caminos, además que hay espacio para orillar a vehículos en caso de detenerlos.

Además, agregó que como dicha vía conecta las autopistas NC-49 con la NC-87, hay una cantidad considerable de tránsito para hacer inspecciones.
No obstante, el primer sargento dijo no tener el número exacto de multas producidas en el retén, puesto que no se hizo un reporte formal del evento.

Raúl Pinto, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo haber escuchado sobre el caso por medio de algunos activistas locales y explicó que para poder determinar si hubo algún tipo de abuso o discriminación primero es necesario escuchar testimonios directos de quienes pasaron por el retén.

Sin embargo, Pinto dijo que ninguna persona directamente relacionada con el retén lo ha contactado.

¿Pasó por el retén?
El Centro la Comunidad de Burlington está orientando a las personas que recibieron una multa. Llame al 336-222-6868 o visítelos en 928 E Webb Avenue, Burlington.
También, la ACLU está recopilando información de víctimas y testigos que pasaron por el retén.
Para dar su testimonio, llame a Raúl Pinto al 919-834-3466.