Joe Manchin
Joe Manchin, senador demócrata de Virginia Occidental, con la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough. Credit: Costesía

Charlotte. – En el inicio de 2022, las probabilidades de aprobación de una reforma migratoria parecen muy distantes.

Manchin

El mayor escollo tiene nombre propio: Joe Manchin, senador demócrata de Virginia Occidental, que no solo ha sido escéptico y parco con un incluir un alivio migratorio en el proyecto de “reconstruir mejor” (BBBA), de 2 trillones de dólares, sino que ya ha dicho que no respaldará la legislación propuesta por el presidente Joe Biden.

Manchin ha expresado ocasionalmente que no se opone a un plan para tratar de ayudar a los inmigrantes, pero no cree que se deba establecer un programa de legalización mientras exista una crisis fronteriza.

El senador ha recordado que propuestas previas de inmigración y amnistía han incluido importantes disposiciones de seguridad fronteriza para obtener el apoyo de los demócratas moderados y algunos republicanos.

El legislador ha señalado que estaría dispuesto a apoyar un plan bipartidista de reforma migratoria como el logrado por el presidente Ronald Reagan con la ley de 1986 (IRCA), algo improbable actualmente cuando los republicanos han indicado que no votaran por un proyecto de regularización de los indocumentados.

La parlamentaria

Manchin también ha manifestado que no desconocerá los conceptos de la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough, si esa funcionaria no elegida y cuyas sugerencias no son vinculantes, recomienda eliminar del proyecto de ley la parte migratoria si ella considera que no cumple con las reglas de una legislación de reconciliación presupuestaria.

“El asunto es la parlamentaria, nos quedamos con lo que diga, eso es todo “, dijo Manchin recientemente, coincidiendo con una actividad de congresistas demócratas partidarios de desconocer sus opiniones, y sacar adelante una legalización amplia de indocumentados.

MacDonough ya ha rechazado tres propuestas de medidas migratorias de la bancada demócrata, con el argumento que el tema migratorio no tiene que ver con un asunto presupuestario federal, pese a que la legalización de los 11 millones de inmigrantes tendría un impacto económico favorable.

El Centro para el Progreso Americano (CAP) ha proyectado que “dar el camino a la ciudadanía aumentaría el Producto Interno Bruto del país hasta 1.7 trillones de dólares durante la próxima década, aumentaría los salarios de todos los estadounidenses y crearía cientos de miles de nuevos empleos, lo que impulsaría la recuperación económica del país”.

El proceso de reconciliación fue establecido por la Ley de Presupuesto del Congreso de 1974, y ha sido utilizado en múltiples ocasiones en tópicos relacionados con economía, gasto público y la parte impositiva.

Los demócratas pueden ignorar los fallos de la parlamentaria, pero si eso sucediera, los republicanos podrían forzar una votación desafiando tal acción.

En un Senado, en el que hay 50 republicanos y 50 demócratas, la participación de Manchin es esencial para pasar la ley migratoria, dado que se da por descontado el voto favorable de la vicepresidenta Kamala Harris, que de hecho es la presidenta del Senado, y con su sufragio se lograría la mayoría simple.

Sinema

Respecto a la senadora por Arizona, Krysten Sinema, existe preocupación de que respalde el proyecto de “reconstruir mejor” (BBBA) del presidente Biden, pero respecto a la porción migratoria de la propuesta ha dicho que la apoya.

No obstante, Sinema ha sostenido que los demócratas deben acogerse a los conceptos de la parlamentaria.

Los demócratas se encuentran en la sin salida de aprobar una reforma migratoria integral después de 35 años.

Tendrían que sacar adelante la promesa de Biden en la primera mitad de 2022.

Si los republicanos logran la mayoría en el Congreso, la posibilidad de lograr un cambio migratorio desaparecería totalmente.

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. Es muy triste ver como los politicos tanto democratas como republicanos juegan con una reforma migratoria, como si no lo hubiesemos ganado, siendo las primeros soldados al frente d ela pandemia, ya que necesitamos trabajar y ni el Covid 19 nos ha detenido, por que habrian de hacerlo ellos…
    Pero que no olviden ambos partidos NOVIEMBRE esta cerca y ya necesitaran nuestra ayuda, para mantener su puesto y veran como se juega …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *