Washington.- El presidente Barack Obama ha pedido 1.000 millones de dólares para ayudar a reducir la inmigración ilegal desde Centroamérica, informó hoy la agencia de noticias The Associated Press.

El presidente Obama, envió hoy al Congreso su presupuesto de casi 4 billones de dólares para el año fiscal 2016, rechazado por los republicanos dado que busca más gasto público e incrementos fiscales para los más ricos y sobre los beneficios que logran las empresas en el extranjero.

De acuerdo a AP la solicitud del presidente estadounidense informa los mil millones se usarían para ayudar a abordar las causas de la inmigración ilegal desde Centroamérica y se centraría en ayudar a Honduras, El Salvador y Guatemala a mejorar la seguridad de sus fronteras, al desarrollo socioeconómico y a mejorar los sistemas policial y jurídico en esos países.