Washington.- Un número no determinado de inmigrantes que estaban detenidos en varias ciudades del país fueron puestos en libertad bajo las reservas de ley por las autoridades a fin de ahorrar dinero, dijeron funcionarios.

“Para usar mejor los recursos limitados que tenemos para detención, ahora en este clima fiscal, y para administrar a nuestra población de detenidos conforme a los requerimientos del actual Congreso, el ICE (el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) ha ordenado a sus oficinas locales asegurarse de que la población de detenidos vaya con el total de fondos disponibles”, dijo Gillian Christensen, portavoz de la agencia federal.

“Como resultado de esta revisión, un número de inmigrantes detenidos ha sido puesto en libertad en varios puntos del país, liberados bajo regulaciones de supervisión más apropiadas y de mejor costo”, agregó.

La dependencia federal dijo no tener más detalles, excepto que seguirán procesando estos casos en cortes de inmigración y que “procederán ciertos casos hasta la deportación si es que así se les ordena”.

Según miembros de la organización dreamactivist.org, el ICE podría haber liberado a inmigrantes detenidos en Florida, Louisiana, Georgia, Illinois y Nueva York.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, había dicho el lunes que ICE se vería forzado, bajo los recortes presupuestales (sequestration) a reducir el número de detenciones y deportaciones de inmigrantes indocumentados. “Supuestamente yo debo tener 34,000 camas para detención de inmigración. ¿Cómo voy a pagar por ellas?”.

Un joven “soñador” de Carolina del Norte podría haber sido uno de los beneficiados, tras seis meses de detención. Luis Enrique Leyva Martínez, quien se encontraba desde agosto de 2012 en el Centro de Detención Steward en Lumpkin (Georgia), salió libre el lunes.

Según Vincent Picard, portavoz de ICE de la zona sureste del país, “se determinó que Martínez es candidato para la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA)”.

Martínez, de 18 años, fue detenido el pasado 16 de agosto durante una reunión rutinaria con agentes de ICE en Charlotte, como parte del acuerdo de libertad condicional mientras enfrentaba los cargos relacionados con el consumo de alcohol de un menor de 21 años.