Raleigh, (Qué Pasa, 3 de abril).- El senador republicano Stan Bingham anunció hoy el retiro de su apoyo al proyecto de ley S622 que propone otorgar licencias a personas que tienen número de ITIN.

De acuerdo a Bingham su decisión es para satisfacer a sus electores. “Soy siempre consecuente con los ciudadanos a los que represento y me esfuerzo por promover una legislación que sea el más beneficioso para ellos”.

Bingham era una de los dos patrocinadores de la iniciativa que fue presentada el martes en el Senado estatal junto con el senador demócrata Floyd McKissick, que pretende que las personas que no tengan un número de Seguro Social válido puedan obtener una licencia de conducir de Carolina del Norte con su Número de Identificación de Contribuyente (ITIN) a partir de octubre de este año.

Por su parte, McKissick dijo estar “muy sorprendido” por el retiro de Bingham. En entrevista con Qué Pasa, explicó que cuando habló con él (Bingham) anteriormente sobre el proyecto, él se mostró de acuerdo con la necesidad de otorgar licencias a personas que no tuvieran Seguro Social y estaba abierto a buscar el apoyo republicano con el fin de sacar este proyecto adelante en el Senado”.

Sin embargo, aseguró que continuará buscando el respaldo bipartidista ya que en conversaciones privadas con congresistas republicanos, algunos le han manifestado que están de acuerdo con este proyecto.

La propuesta señala que la División de Vehículos Motorizados (DMV) deberá emitir tarjetas de indentificación, permisos de manejo para aprendices y licencias de conducir a individuos que presenten un número de ITIN en reemplazo del número de Seguro Social, que es requerido por ley.

La ley S622 indica que las licencias de conducir para individuos que presenten un número de ITIN en lugar del número de Seguro Social tendrían una duración máxima de cuatro años.

Además, de acuerdo con la propuesta de ley, esas licencias tendrán un costo de cincuenta dólares ($ 50) multiplicado por el número de años de vigencia que tendrá el documento. Dicha tasa se deberá pagar antes de que la persona reciba su permiso de manejo.

La propuesta también establece que el DMV entregará licencias de conducir de tiempo limitado a individuos que tengan documentación válida emitida por el gobierno de Estados Unidos que demuestre su presencia legal en el país.

En ese caso, las licencias deben expirar al mismo tiempo de su presencia legal autorizada y llevar una marca distintiva u otra designación en la parte frontal que indique claramente su duración limitada.