Charlotte.- Un día después de las elecciones presidenciales, la Coalición Latinoamericana de Charlotte (LAC) reclamó una reforma migratoria integral para los indocumentados, el desmantelamiento del programa de deportaciones 287g en el Condado de Mecklenburg, y frenar la imposición de leyes tipo Arizona por parte de las autoridades estatales.

“Se tiene que agarrar el toro por los cuernos”, afirmó Jess George, durante el reporte poselectoral que presentó a funcionarios oficiales, líderes comunitarios y medios de comunicación, en el centro de innovación Packard Place, del “Uptown”.

Las declaraciones de George se dieron después de que el portavoz de la  Coalición, Armando Bellmas, con cifras en la mano, señaló que la votación de los hispanos a nivel nacional había llegado al 10 por ciento del total de los electores, con unos datos reveladores de la encuesta de la empresa especializada en sondeos de opinión, Latino Decisions.

Según la encuesta, preparada para la cadena de periódicos de ImpreMedia, en Carolina del Norte 72 por ciento de los votantes hispanos sufragaron por el presidente Barack Obama y 27 por ciento por el exgobernador republicano de  Massachusetts, Mitt Romney.

Bellmas resaltó que el principal tópico para los electores latinos  de Carolina del Norte, de acuerdo con el sondeo es el migratorio y la importancia para esos votantes de la acción diferida, que la administración de Obama explicó, suspendiendo la deportación de jóvenes indocumentados.

“El 53 por ciento de los latinos se sintieron más entusiasmados para votar por el presidente, debido a la acción diferida”, anotó Bellmas, quien mostró una página con el titular “Viva Obama”, del portal de internet en inglés del Huffington Post.

Durante la conferencia hablaron, las estudiantes universitarias, Mary Espinosa and Selene Medina.

Espinosa, quien asiste a la Universidad de Carolina del Norte en  Charlotte (UNCC) contó que había votado por primera vez, y que lo había hecho pensando en sus familiares  indocumentados y sus compañeros que no tienen papeles y que pueden ser deportados en cualquier momento.

Medina, soñadora indocumentada, que estudia en la Universidad Johnson C. Smith, gracias a la iniciativa Acceso a la Universidad para Todos, de la Coalición, habló de los esfuerzos que hicieron los jóvenes vinculados a la agrupación Unidos por el Sueño (también de la Coalición), para promover el voto latino.

Los activistas de la organización realizaron cerca de 7 mil llamadas telefónicas no partidistas y registraron cerca de 5 mil electores.

George indicó que tienen planes de reunirse con los funcionarios estatales y locales electos para exponerles las inquietudes de la  organización tras los comicios.

Se anticipaba que 65 por ciento de los 111 mil votantes, registrados en Carolina del Norte, hubieran votado en las elecciones del martes 6 de noviembre.