Nueva York.- Una familia inmigrante en El Bronx vive una pesadilla desde que el propietario del apartamento que alquilan ha intentado desalojarlas, para lo cual les ha cortado servicios esenciales y ha amenazado con denunciarles al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), según denunció este lunes.

Victoria, mexicana que desde hace tres años vive en el apartamento con sus dos hijas menores de edad, señaló en conferencia de prensa de que, como muchos otros neoyorquinos, perdió su empleo en un restaurante que cerró por la pandemia y que desde el pasado diciembre no ha podido pagar el alquiler, además de haber enfrentado una cirugía.

De acuerdo con la inquilina, el propietario de la casa, que fue convertida en tres apartamentos, llevó el caso a la corte el pasado enero pero aún no se ha fijado una fecha, en momentos en que en Nueva York rige una moratoria que ha retrasado el pago de los alquileres hasta agosto.

Sin embargo, hace dos semanas Victoria, que ha comenzado a trabajar tres días a la semana y dice está ahorrando para pagar al alquiler, recibió una llamada de su hija de que habían cortado el gas.

Recordó que al llamar a la administradora de la propiedad le informó que habían intentado comunicarse con ella, lo que, asegura la mexicana, «no es cierto».

Dijo además de que el dueño ha continuado en su intento de desalojarlas y el pasado miércoles quitó la puerta del apartamento, además de haber cortado la calefacción.

Victoria asegura que tras no obtener repuesta de la administración llamó a la policía «pero dijeron que no podían hacer nada, que era su propiedad y que podía quitar la puerta».

La angustiada mujer asegura que envió otro mensaje a la administradora manifestando temor por la seguridad suya y la de sus hijas por lo que pondría una puerta.

«Me dijo que no podía hacer nada sin el consentimiento del dueño. Le dije que el apartamento no era seguro para mis niñas y para mi y dijo que me fuera o que llamaría al departamento de servicio a los niños para que me quitaran a mis hijas», aseguró.

Pese a que el caso no ha llegado aún ante el juez, Victoria indicó haber recibido precisamente hoy una carta en que se le otorga hasta el 31 de julio para dejar la propiedad.

También destacó que el dueño presuntamente ordenó a otra inmigrante mexicana que desalojara el apartamento que alquila en el mismo lugar.

«Ella pidió que le diera unos días porque recién tuvo su bebé. A la semana recibió una carta que supuestamente era de Inmigración en la que decía que tenía unas semanas para irse porque de lo contrario vendrían por ella y su marido», denunció Victoria.

Tras consultar con un abogado «la carta resultó ser falsa. Ella tiene miedo por su bebé. Todavía desgraciadamente hay gente que busca meternos miedo como a mi, que amenazó con quitarme a mis hijas».

Victoria repuso la puerta con la ayuda de unos amigos pero dice que aún siente temor por la seguridad de sus hijas.

El activista Jorge Muñiz identificó al dueño de la propiedad como Scott Kalb, quien tiene nueve edificios en el sur del Bronx «y con un largo historial de acoso en contra de familias inmigrantes» por lo que no descarta que hayan mas casos como el de Victoria, dijo. EFE News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *