Sparta, (Qué Pasa Mi Gente, 19 de febrero).- Un juez de familia de la ciudad de Sparta en el condado de Alleghany, Carolina del Norte, otorgó hoy la custodia definitiva de sus tres hijos al mexicano Felipe Bautista Montes quien obtuvo una visa humanitaria para regresar a los Estados Unidos luego de haber sido deportado. 

La decisión del juez Michael Duncan permitirá a Bautista Montes regresar al estado de Tamaulipas en México junto con Isaías (5), Adrián (3) y Ángel (2)  quienes desde el pasado 27 de noviembre ya estaban bajo custodia temporal de su padre.

Baustista Montes dijo a Qué Pasa Mi Gente que se sentia contento de haber cocluido ese caso que llevo dos años.

Este padre mexicano fue deportado a fines del 2010 y regresó al país en agosto pasado del 2012 gracias a un inusual permiso humanitario para asistir al juicio de custodia. Debido a que en varias ocasiones fueron suspendidas la audiencias con el juez familiar que lleva el caso, ICE renovó el permiso inicial y dio una extensión del plazo de permanencia de Bautista Montes para que concluya con el proceso de reunificación familiar.

Bautsita Montes dejó a su esposa, Marie, adicta a las drogas y en ese entonces embarazada de Ángel, a cargo de los pequeños Adrián e Isaías. Poco después el Departamento de Servicio Sociales del condado Alleghany arrebató los niños a la esposa del mexicano, debido a que esta no estaba en condiciones de cuidarlos.

Por su parte el Consulado General de México para las Carolinas, por indicación del cónsul Carlos Flores Vizcarra, dio a Bautista Montes todo el apoyo para su defensa legal en este caso que atrajo la atención de la prensa nacional y extranjera desde que se dio a conocer en febrero. 

Personal del consulado viajó  Sparta para acompañar a Bautista en todas sus audiencias y además contrató otra abogada privada en el condado de Alleghany para que colabore en la defensa del inmigrante mexicano.

“Seguiremos ayudando a Felipe hasta su regreso a México” dijo el Cònsul Carlos Flores Vizcarra.

Con información de Rafael Prieto