Nueva York..- El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) ha puesto fin a su relación de casi 30 años con la prisión del condado de York, en Pensilvania, tras no lograrse un acuerdo para un nuevo contrato que negociaron durante 120 días.

El condado de York ya no albergará a detenidos del ICE en la prisión después del 12 de agosto, señala el periódico digital York Dispatch.

Indica además que el directivo del condado de York y presidente de la Junta de Prisiones, Doug Hoke, confirmó el jueves 1 de julio el fin de la relación con ICE.

«Según nos informó ICE, las negociaciones no han producido ningún resultado. Mantenemos nuestro voto de que el 12 de agosto, el contrato de ICE terminará a menos que suceda algo, y no preveo que suceda algo», indicó Hoke.

Activistas e inmigrantes celebraron el anuncio con una manifestación frente a la prisión a la que acudió Anallely Rugerio Soto, de 19 años, cuyo padre fue llevado a esa prisión antes de ser deportado a México.

«Estoy agradecida de que esta instalación esté cerrando porque nadie tendrá problemas como nosotros», indicó.

De acuerdo con el York Dispatch, esta prisión comenzó a aceptar detenidos de inmigración en la década de 1990, después de que el carguero Golden Venture encalló cerca del puerto de Nueva York. Algunos de los inmigrantes chinos a bordo fueron detenidos en la prisión de York durante años mientras solicitaban asilo.

También recuerda que a principios de la década de 2000, esta prisión fue el centro de detención más grande del país para lo que entonces era el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN), y albergaba a unos 800 detenidos por 60 dólares al día cada uno.

Al momento de hacerse el jueves el anuncio, 320 detenidos del ICE estaban alojados en la prisión, por cada uno de los cuales se pagan 108 por día, indicó al diario el portavoz del condado, Mark Walters.

Este cierre se anuncia en momentos en que Nueva Jersey aprobó poner fin a su relación con el ICE prohibiendo nuevos contratos o extender los ya existentes, proyecto que espera la firma del gobernador Phil Murphy.

La legislatura del estado de Washington también aprobó un proyecto que prohíbe los centros de detención privados en el estado y fue firmado por el gobernador Jay Inslee.

El único centro de detención privado en el estado de Washington, el Centro de Detención del Noroeste en Tacoma, tiene un contrato con el ICE para albergar detenidos, señala el periódico.

Mientras, la legislatura de Nueva York evalúa un proyecto para terminar sus contratos con la agencia migratoria.

En el condado de Butler, Ohio, el alguacil Richard Jones ha terminado un contrato con el ICE en lo que califica de un esfuerzo para garantizar que los inmigrantes no sean enviados a sus instalaciones y luego liberados por un tecnicismo. También se ha denunciado que allí se produjeron abusos, señala el York Dispatch.

Recordó también que la Instalación Correccional Regional del Norte de Oregón votó para terminar su contrato con el ICE en agosto de 2020 y que la agencia está trabajando para terminar su contrato con la cárcel de Dartmouth en el condado de Bristol, Massachusetts, y el centro de detención del condado de Irwin en Georgia, como se anunció recientemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *