Charlotte, , 26 feb (EFE).- El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) decidió el lunes cancelar la deportación y liberar a un joven “soñador” de Carolina del Norte tras seis meses de detención.

Según Vincent Picard, portavoz de ICE de la zona sureste del país, las autoridades de Inmigración dejaron hoy en libertad a Luis Enrique Leyva Martínez, quien se encontraba desde agosto de 2012 en el Centro de Detención Stewart en Lumpkin (Georgia).

“ICE determinó que Martínez es candidato para la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA)”, apuntó Picard en una declaración enviada a Efe.

“Nuestra prioridad es identificar y deportar a aquellos criminales que violan la ley, son una amenaza para la seguridad nacional, los que han cruzado recientemente la frontera, y no respetado nuestras leyes”, añadió.

Martínez, de 18 años, fue detenido el pasado 16 de agosto durante una reunión rutinaria con agentes de ICE en Charlotte, la ciudad más grande del estado, como parte del acuerdo de libertad condicional mientras enfrentaba los cargos relacionados con el consumo de alcohol de un menor de 21 años.

Las organizaciones Action NC y el NC Dream Team tenían programada para hoy una manifestación frente a las oficinas de la corte de inmigración en Charlotte para presionar a ICE para que dejara en libertad al inmigrante de origen mexicano.

“Acabamos de recibir la noticia de la liberación de Martínez y vamos a celebrar con la comunidad”, declaró hoy a Efe Héctor Vaca, coordinador de Action NC.

En un comunicado a los medios, los grupos enfatizaron que, aunque la mayoría de los cargos pendientes contra el joven fueron retirados, ICE lo detuvo y continuó con el proceso de deportación.

Alma Martínez, madre del joven, expresó que aunque el joven había cometido errores “nunca ha sido un hijo problemático, y siempre ha tratado de hacer lo mejor para su familia”.

Martínez estaba en proceso de recibir la Acción Diferida, después de que su abogado aplicase por él tres semanas después de su detención, pero, debido a esta situación, no pudo asistir a la cita para que le tomasen las huellas digitales.

Por su parte, Elisa Benítez, del NC Dream Team, enfatizó a Efe que es importante que los familiares de “soñadores” como Martínez “soliciten ayuda a las organizaciones para pelear por sus casos”.

“Es el poder que tenemos, como organización, de defender a nuestros propios familiares y demostrar que no tenemos miedo a ICE, porque ellos seguirán deportando a la gente y nosotros defendiéndola”, concluyó.