Washington.- Influyentes organizaciones pro inmigrantes expresaron su sorpresa y rechazo a la decisión del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de imponer unilateralmente en toda la nación el programa de Comunidades Seguras y cancelar los Memorandos de Acuerdo que había establecido con los departamentos de policía locales para su funcionamiento.

ICE consideró que no necesita de los Memorandos de Acuerdo porque Comunidades Seguras es un programa federal.

El programa, que inicialmente se catalogó como de participación voluntaria, supuestamente fue diseñado para identificar en las cárceles a los indocumentados detenidos por delitos graves, los cuales pasan a órdenes de la Policía de Inmigración (ICE) para su deportación.

No obstante, la mayoría de los procesados terminaron siendo inmigrantes detenidos por infracciones de tránsito o faltas menores.

Varios gobiernos estatales y departamentos de policía, se habían negado a participar en el programa de Comunidades Seguras debido a las fallas que estaba presentando en su ejecución, causando que la comunidad perdiera confianza en las autoridades y por los costos que estaba representando para los gobiernos locales.

Ante la reacción negativa de los gobiernos como el de Illinois y Nueva York a participar en Comunidades Seguras, así como de varias dependencias policiales, el jefe de ICE, John Morton, envió una carta a cuarenta gobernadores indicando que “ICE determinó que un memorando de acuerdo no es requerido para activar u operar Comunidades Seguras en cualquier jurisdicción”.

“Esta decisión unilateral contradice el intento inicial de hacer este programa opcional para las ciudades y estados… Para el DHS, actuar con tal desprecio por el liderazgo local, la policía comunitaria, y la prudencia fiscal, es un acto de mala fe y mala política”, dijo el Foro Nacional de Inmigración.

Marissa Graciosa, vocera de la organización FIRM, dijo que “este programa ha creado temor en las comunidades de inmigrantes de que cualquier contacto con la policía puede conducir a la deportación. Y decir ahora que el programa es obligatorio, es simplemente un error“.