Charlotte.- Anticipándose a los anuncios del presidente Barack Obama de ratificar que favorece una reforma migratoria y de los legisladores de ambos partidos que tienen programado develar los principios de sus proyectos migratorios, organizaciones locales abogaron por la legalización de los indocumentados y en contra de las deportaciones.
La actividad se llevó a cabo el jueves 24 de enero en el Parque Marshall del centro de Charlotte, con la participación de Familias Unidas y los jóvenes de Unidos por el Sueño.

Los “dreamers” reiteraron que su plan incluye el pedido de la reforma para ellos y sus familias, y no un proyecto que los legalice solo a ellos.

“Nuestro trabajo hace parte de iniciativas vinculadas a campañas nacionales y estatales”, dijo Mary Espinosa, quien coordinó la manifestación.

“Dimos a conocer los planes para 2013, que contemplan: la reforma migratoria, el que se reconozca que los estudiantes indocumentados puedan ingresar a los colegios comunitarios y universidades pagando como residentes del estado, y por supuesto la expedición de licencias para los soñadores”, anotó Espinosa, cuya organización United for the Dream, cuenta con el respaldo de la Coalición Latinoamericana (LAC).

Durante el acto, Familias Unidas presentó el caso de Humberto Hernández, un trabajador de 27 años, que tiene una orden de deportación y su día en corte está programado para el 14 de febrero a las 8:30 de la mañana. “A mi esposo lo pararon en Carolina del Sur, por no tener las luces encendidas. Se dieron cuenta que no tenía licencia y lo arrestaron”, contó Diana Córdoba, su esposa.

Los Hernández Córdoba, tienen dos hijos, Luis, de 11 años y Sebastián, de 5. “Nosotros trabajamos muy duro, mi esposo es mecánico y yo trabajo como mesera”, dijo Córdoba.

De acuerdo con la mujer, han recibido un “gran respaldo” de Familias Unidas, un grupo de apoyo para hogares afectados con la posibilidad de la deportación.

La agrupación es auspiciada por las organizaciones Action NC y la Coalición Latinoamericana.
“Vamos a necesitar mucho apoyo de la comunidad, para la reforma migratoria y para los jóvenes”, enfatizó Espinosa.