Greensboro.- En medio de los debates de la propuesta de reforma migratoria, expertos en la materia que laboran en organizaciones sin fines de lucro dicen que en general se trata de una legislación positiva.

“Estoy bien contenta aunque veo cosas buenas y malas”, opinó Marina Castillo, abogada de inmigración con FaithAction Internacional House. “En general creo que es positiva y espero que pase”.

Para ella, son muy buenas las facilidades que se le está dando a algunos grupos de indocumentados, como quienes ingresaron al país a una edad temprana y quienes más han aportado a la economía, como los trabajadores del campo.

Además, la abogada de inmigración habló sobre la oportunidad que tendrán las familias para limitar los altos costos en el proceso de legalización.

“Como está la propuesta ahora, podrá haber un tope en cuanto al pago que realiza una familia completa en el proceso o de hacerlo en partes, en lugar de todo completo”, aseguró ella.

Mientras tanto, Martín Mata, director del Ministerio Hispano de la Iglesia Holy Cross y certificado por el Buró de Apelaciones de Inmigración (BIA) para tratar casos, advirtió que la propuesta aún sigue cambiando y para que sea ley, requiere del voto a favor de 60 senadores, 217 representantes en el Congreso y la aprobación final del presidente Barack Obama.

Sin embargo, con la información que existe, Mata se expresó a favor de que las personas que han sido deportadas y regresaron al país estén dentro del proyecto de reforma y podrían beneficiarse.

Asimismo, según él, se daría un apoyo a la reunificación familiar, así como un incremento importante en la cantidad de Visas U que se expiden cada año y también las visas estudiante y de trabajo.

Mata agregó que de aprobarse la reforma en agosto, tardaría aproximadamente seis meses antes del inicio del registro de inmigrantes.

Sin embargo, debido a que los requisitos para calificar pueden ser complicados de comprobar, el experto sugiere que comenzar a reunir los documentos.

“Llamen a un familiar de su país si necesitan ayuda para hacer trámites allá, pero empiecen a reunir todos los documentos en una carpeta”, recomendó Mata.

Requisitos básicos
Basándose en procesos migratorios anteriores, los expertos sugieren comenzar a prepararse para cumplir con todos los puntos:

  • Tener una identificación oficial vigente (pasaporte, matrícula consular)
  • Acta de nacimiento en original y con enmiendas si tiene errores. Se debe pedir desde su país de origen.
  • Estar al corriente en el pago de impuestos.
  • Lista de direcciones de todos lugares donde ha vividos en Estados Unidos en orden cronológico y con fechas
  • Demostrar presencia continua dentro del país (se puede hacer con los comprobantes de impuestos)
  • Historial de empleo
  • Hablar inglés. Si no lo hace, comience a tomar clases.