En la imagen un registro del secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas. EFE/Michael Reynolds/Archivo

Washington.- El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU, Alejandro Mayorkas, atribuyó este martes el incremento de la migración ilegal en la frontera sur de Estados Unidos a la «violencia, los desastres naturales, la inseguridad alimenticia y la pobreza» en América Central y México.

Mayorkas compareció ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado. La audiencia tenía como objetivo analizar el pedido de recursos de su agencia, en el presupuesto para el período fiscal 2022.

El senador Bob Portman, de Ohio y el republicano de mayor jerarquía en el comité, advirtió que la migración ilegal «ha estado aumentando cada mes desde la inauguración» del gobierno del presidente Joe Biden el 20 de enero.

«Está en marcha un aumento de la migración que ha llegado a los niveles más altos en dos décadas», agregó Portman. «El presidente Biden dijo que se trataba de un fenómeno estacional, que se moderaría con el verano».

«Pero estamos en el verano y (los migrantes) siguen llegando. No nos preparamos en forma alguna. Y, el gobierno está abrumado por el arribo de menores sin compañía de adultos responsables y de familias» añadió el senador republicano.

Cerca de 189.000 indocumentados fueron detenidos en junio pasado en la frontera sur de EE.UU. Lo que representó un incremento del 4,5 % sobre las cifras del mes anterior, que había supuesto un récord histórico de más de dos décadas. Además teniendo en cuenta las altas temperaturas que deben sufrir los inmigrantes que cruzan de manera irregular la frontera.

Mayorkas señaló que, además de las condiciones que han llevado a millones de migrantes a abandonar sus países, el Gobierno ha tenido que lidiar con la pandemia global de covid-19.

«Y encima de estos desafíos, estuvo la falta de planificación de largo plazo. Y de un marco estratégico integral por parte del gobierno anterior», añadió Mayorkas.

El gobierno del ex presidente Donald Trump «terminó el programa para menores centroamericanos. Y adicionalmente, cortó cientos de millones de dólares en ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras», dijo el funcionario.

«Dicho de forma simple, el gobierno anterior desmanteló el sistema de inmigración de nuestro país», agregó Mayokas.

La propuesta del presidente Biden, incluye 1.200 millones de dólares para la modernización de los controles en los puntos de ingreso a Estados Unidos. De los cuales 655 millones de dólares irán para el mejoramiento de los puertos de ingreso terrestres.