Miami, 14 abr (EFE).- Congresistas demócratas pidieron este miércoles al gobernador de Florida (EE.UU.), el republicano Ron DeSantis, que aplique «flexibilidad» a la hora de requerir pruebas de residencia a los inmigrantes indocumentados que buscan vacunarse contra la covid-19.

Los legisladores Debbie Wasserman Schultz, Ted Deutch, Darren Soto y Lois Frankel expresaron en la misiva sus «serias preocupaciones sobre la falta de acceso a las vacunas contra la covid-19 para varias poblaciones vulnerables clave en Florida, especialmente inmigrantes indocumentados y trabajadores agrícolas migrantes y de temporada».

«Estas poblaciones en particular se encuentran entre las más vulnerables y más afectadas, y son parte de nuestras comunidades», agregaron en la carta, en la que aludieron a recientes informes periodísticos sobre casos de indocumentados que son rechazados en centros de vacunación.

Pidieron que el Departamento de Salud y otras agencias del Ejecutivo estatal corrijan «esta creciente disparidad estableciendo nuevos sitios específicos, yendo a estas comunidades con vacunas y creando flexibilidad en los requisitos de residencia de Florida».

En Florida, para poder acceder a una vacuna hay que mostrar la licencia de conducir vigente o una identificación oficial con foto emitida por el Gobierno, o incluso una factura de servicios con una dirección de Florida o un contrato de alquiler.

Según el diario Miami Herald, para muchos activistas, dichos requisitos no son suficientes para algunos de los cerca 775.000 indocumentados que residen en este estado o de los hasta 200.000 trabajadores del campo que trabajan por temporadas y viven con sus familias.

«Es probable que los inmigrantes indocumentados vivan en comunidades donde los resultados de covid-19 son más severos y trabajen en empleos que dificultan el distanciamiento social», recalcaron.

Los cuatro legisladores enviaron esta semana una carta con el mismo pedido al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, en la que le solicitaron que de inmediato se ponga fin «a los requisitos de prueba de residencia en los sitios de vacunación respaldados por el Gobierno federal».

En su misiva al gobernador DeSantis recalcaron que en momentos en que Florida es el estado de EE.UU. con más casos de las nuevas variantes del virus, el acceso de las comunidades vulnerables a las vacunas es de «suprema importancia».

Florida sumó el martes 9.068 nuevos casos de la covid-19, la mayor cifra desde el mes de febrero, y 64 muertes, alcanzado un global de 2.134.914 casos y 34.784 decesos desde el inicio de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *