Raleigh.- Con la confianza de tener en sus manos su autorización de trabajo, su tarjeta de seguro social y su solicitud de Acción Diferida aprobada, una inmigrante mexicana acudió en diciembre a la División de Vehículos Motorizados (DMV) para renovar su licencia de conducir. Pero pese a contar con los documentos requeridos y aprobar todos los exámenes de rigor, le negaron su permiso de manejo.

Esta historia tiene que ver con una nueva política del DMV, según dijo a Qué Pasa la vocera Margaret Howell quien confirmó que la administración estatal decidió no dar licencias de conducir a los inmigrantes bajo el estatus de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) hasta que el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos “defina qué documentos son aceptables como prueba de presencia legal en el país”.

Adicionalmente, indicó Howell, el DMV ha pedido a la Oficina del Fiscal General de Carolina del Norte, una opinión sobre a si el programa federal DACA “es conforme con la ley estatal”.  
“El DMV no tiene planes de emitir licencias de conducir bajo este programa federal (DACA) hasta que estos asuntos sean determinados”, declaró Howell.

“Esto detiene todos mis planes. Me siento muy frustrada aunque todavía tengo la esperanza de que se solucione”, dijo María, de 28 años, la inmigrante que aceptó dar su testimonio con la condición de que no ser identificada.

Las licencias bloqueadas
El caso de María ocurrió en la oficina del DMV de Erwin,  en el condado de Wake, hasta donde ella acudió el 21 de diciembre, ilusionada y confiada, tras haber tramitado con éxito su tarjeta de seguro social luego que su aplicación Acción Diferida fuera aprobada el día 3.

“En el DMV no me dijeron nada, les entregué mis documentos, los escanearon y me hicieron pasar para dar el examen de reglas y de vista”, contó María quien tuvo que regresar horas más tarde para dar su examen de manejo, el cual pasó sin problemas.

“El oficial que me evaluó me dijo que ya me iba a dar mi licencia pero de pronto miró en su computadora y dijo que no me la podía dar porque estaba bloqueada. Me explicó que al parecer necesitaban chequear mis documentos con inmigración”, dijo.

María dijo que esa misma tarde llamó a la central del DMV para saber que ocurría y le confirmaron que, en efecto, había un bloqueo pero que la revisión de documentos era algo rutinario  y que llamara después de Navidad.

Tras unos días de espera el lunes 31 le dijeron que podía pasar a recoger su licencia. Sin embargo, al llegar a la oficina Erwin se la volvieron a negar porque el bloqueo aún aparecía en el sistema.

“El oficial llamó a la oficina central del DMV para preguntar qué pasaba y cuando colgó me dijo que lo sentía, que no me podía ayudar porque no podían quitar el bloqueo  pues, según le dijeron, estaban esperando que el nuevo gobernador tome una decisión sobre las licencias para quienes tenemos DACA”, contó la joven.

María no se quedó conforme.  Intentó sacar su licencia en la oficina del DMV de Fuquay-Varina pero la respuesta fue la misma, que había un bloqueo. También llamó varias veces al DMV hasta que el 4 de enero le explicaron que su caso no era el único, que otras personas bajo el estatus de DACA estaban bloqueadas.

Qué Pasa también llamó a la central del DMV para preguntar sobre el tema y una representante  de servicio al cliente confirmó que todas las licencias de personas bajo el estatus de DACA estaban “en espera” hasta que la administración tome una decisión.
“No se ha denegado nada a nadie, solo están en espera”, dijo la representante quien recomendó aplicar de todas formas por la licencia pues “la computadora liberará todas esas aplicaciones cuando se tome una decisión”.

Cumplen los requisitos
Sin embargo, como Qué Pasa ha reportado en sus ediciones anteriores, varios jóvenes “soñadores” cuyas aplicaciones de DACA fueron aprobadas, ya han obtendido sus licencias de conducir en el estado, debido a que cuentan con los documentos requeridos por el DMV para realizar dicho trámite.

De acuerdo con los requisitos del DMV para obtener una licencia de conducir, en el apartado de “prueba de residencia”, quienes no son ciudadanos de Estados Unidos pueden presentar una serie de documentos emitidos por el gobierno federal, como los que tienen los inmigrantes bajo DACA.

Aquellos son la Tarjeta de Autorización de Empleo (I-766) y la forma I-797 “Notice of Action” que USCIS envía cuando una solicitud o aplicación ha sido aprobada. Adicionalmente, los “dreamers” cuentan con una tarjeta de Seguro Social, que también es requerido por el DMV.

Por tal motivo, los beneficiaros de DACA no habían tenido problemas para obtener sus licencias al menos hasta diciembre como reportó Qué Pasa. Sin embargo la vocera del DMV, lo negó.

“El DMV no ha emitido previamente licencias bajo DACA. Hizo la solicitud de aclaración a la oficina del Procurador General en septiembre”, respondió Howell.

Al cierre de esta edición el DMV no informó hasta cuando mantendrían el bloqueo de las licencias de conducir para beneficiarios de DACA y la oficina del fiscal general no dio una fecha para dar a conocer su opinión.

El gobernador Pat McCrory dijo el lunes pasado en una conferencia de prensa que no había revisado el tema de las licencias de conducir y que no tenía nada que anunciar en este momento.

Preocupación
La decisión del DMV de negar las licencias a los “soñadores” causó preocupación en organizaciones de defensa de los derechos como la Unión Americana de Libertadres Civiles y el Centro de Justicia.

“En mi entendimiento lo único que se necesita en el DMV es que la persona demuestre que tiene un Seguro Social. Y los requisitos no han cambiado”, comentó Raúl Pinto, abogado de ACLU. “El gobierno no ha pasado ninguna regulación limitando los beneficios para una persona con DACA”, agregó.

“Hay una fuerte discusión  política sobre si los portadores de DACA pueden tener licencia de conducir… Nosotros estamos investigando esto y solo puedo decir que al Centro de Justicia le preocupa mucho y miraremos bien qué acciones toma el DMV”, dijo Jack  Holtzman del NCJC.