Raleigh. (Qué Pasa, 4 de abril).- El Centro de Justicia de Carolina del Norte cuestionó hoy las severas restricciones que contrendía un proyecto de ley que preparan los republicanos para otorgar licencias de manejo a personas que viven en Carolina del Norte sin autorización legal.

Qué Pasa adelantó en su edición de esta semana que los legisladores republicanos prepararaban un propuesta con muchas restricciones para entregar un permiso de manejo. El periódico New&Observer en su edición de hoy dio más detalles comparando esta propuesta como las medidas antiinmigrates que se han adoptando en Arizona.

Entre esta medidas le daría a la policía más autoridad para investigar a quienes crean sospechosos de no tener estatus o presencia legal. Asimismo, la propuesta permitiría la incautación y venta de los autos de los acusados de manejar con licencias de conducir revocada. Aunque la redacción del proyecto todavía no está ultimada, fuentes cercanas a los legisladores dijeron al periódico N&O que se le podría requerir al solicitante que haya vivido al menos un año en Carolina del Norte para poder obtener el permiso, que en ningún caso sería una licencia, y que sería de carácter temporal.

Además, también se exigiría la presentación de una prueba de seguro. Por otro lado, el nuevo proyecto también contemplaría la posibilidad de aumentar el uso del sistema ‘e-verify’ para comprobar el estatus legal de los empleados y un incremento de las penas a personas que usen un ID falso.

De acuerdo al Centro de Justicia esta propuesta castigaría a los inmigrantes sin documentos de Carolina del Norte por que “impondría estrictas restricciones de residencia, sería costoso y tendría otros requisitos”.

“Entendemos la necesidad desesperada que tiene nuestra comunidad de manejar legalmente y apoyaríamos una medida que dé el mismo tipo de licencias que tiene el resto de la población”, señaló el Centro de Justicia que además evaluará la versión final de dicha propuesta para determinar si la apoya o no.