Credit: Iximché

Charlotte. – La Administración del presidente Joe Biden lanzó una “audaz” propuesta para que los ciudadanos estadounidenses sirvan de padrinos de refugiados en el país.

El secretario de Estado  Antony Blinken, anunció el jueves 19 de enero, la creación de los Cuerpos de Bienvenida que patrocinarán, socorrerán a extranjeros necesitados.

Ley de refugiados 1980

El programa surge basado en la Ley de Refugiados de 1980, que ha permitido a organizaciones no lucrativas reasentar a los refugiados durante cuatro décadas.

Bajo el programa para los refugiados, las personas que huyen de la violencia o la persecución pueden venir al país y quedarse de forma permanente.

Desde 1980, Estados Unidos ha admitido a más de 3.2 millones de refugiados, cuya mayoría se ha naturalizado, con apoyo de nueve agencias de reasentamiento.

La nueva iniciativa propuesta es similar a un modelo utilizado en alrededor de 15 países, entre estos Canadá, donde se lleva aplicando durante muchos años.

También, los Cuerpos de Bienvenida fueron inspirados en iniciativas para amparar a refugiados afganos, ucranianos (en octubre), algunos protegidos con permisos de permanencia temporal (parolees).

Igualmente, tienen similitud con recientes programas para venezolanos, nicaragüenses, haitianos y cubanos, con dos años de compromiso de que los patrocinadores subsidien a sus apadrinados.

USCRI

Reunir 2,275 dólares

Pero, con los Cuerpos de Bienvenida se permite que grupos de al menos cinco personas soliciten apadrinar a refugiados y reunir 2,275 dólares para ayudarlos.

Involucrar a varios individuos tiene el razonamiento de que haya responsabilidad económica conjunta, para que una sola persona no tenga que conseguir la cantidad mínima.

Esa cantidad se destina a proporcionar apoyo inicial a los refugiados durante sus tres primeros meses en el país, con acompañamiento de organizaciones de reasentamiento.

La idea es que los ciudadanos particulares asuman ahora también la responsabilidad logística y financiera para asentar a los refugiados algo que correspondía a organizaciones.

En los primeros 90 días en el país, el individuo o la familia, requerirá un depósito de seguridad para un apartamento, ropa nueva y muebles.

Tras ese periodo, los refugiados podrían pedir ayudas federales, pero el objetivo es que para ese tiempo los patrocinados hayan encontrado trabajo y sean autosuficientes.

Patrocinar a los refugiados conlleva extensas, múltiples, responsabilidades, así que se proporcionará instrucción a los patrocinadores antes de que comiencen las tareas con sus apadrinados.

Las responsabilidades

Los patrocinadores estadounidenses se  deben encargar de suministrar directamente asistencia esencial a los refugiados durante sus primeros 90 días en las comunidades donde se afinquen.

Esto incluye:

  • Recibirlos en el aeropuerto o terminal de transporte
  • Ayudarles a adaptarse a la vida en Estados Unidos
  • Conectarlos con los servicios esenciales de la comunidad
  • Encontrarles escuelas para los hijos y matricularlos
  • Ayudarles a encontrar una vivienda asequible
  • Ayudarles a hallar trabajo
  • Indicarles dónde está la farmacia y otros lugares esenciales
  • Informarlos donde se pueden vacunar si lo requieren
  • Enseñarles qué autobús o sistema de transporte tomar
  • Señalarles donde pueden tomar clases de conducir automóvil
  • Decirles donde estudiar inglés o perfeccionarlo si lo requieren
  • Ayudarles a conseguir citas médicas
  • Guiarlos sobre las costumbres del lugar donde van a vivir

Cuando los refugiados llegan a Estados Unidos, frecuentemente se enfrentan a un modo de vida distinto al de los países, regiones y localidades de origen.

Seguridad

Los refugiados apoyados por los patrocinadores privados serán sometidos a la misma exhaustiva investigación de seguridad requerida a todos los refugiados admitidos en Estados Unidos.

Los refugiados pasan por un riguroso proceso de selección biográfica y biométrica, y hay salvaguardas muy cuidadosas para que se les permita ingresar al país.

Las autoridades esperan que los patrocinadores incluyan a dirigentes comunitarios, grupos religiosos y cívicos, veteranos, comunidades de las diásporas, empresas, escuelas, colegios comunitarios, y universidades.

Pero, los patrocinadores serán examinados, investigados y aprobados a través de las organizaciones sin ánimo de lucro, que reciben la financiación del Departamento de Estado.

Los patrocinadores tendrán que presentar un plan detallado que explique cómo recibirán los refugiados apadrinados y ponerlos en contacto con las viviendas, empleos y escuelas.

Habrá medidas de seguridad, investigación de antecedentes de los patrocinadores para evitar cualquier abuso con los refugiados y las organizaciones harán evaluaciones de su desempeño.

Contacto

Los aspirantes a ser patrocinadores privados y quieran apadrinar refugiados mediante el nuevo programa deben ingresar al portal welcomecorps.org, para presentar su solicitud en línea. 

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Puedo patrocinar a la suegra de mi hijo y mi madre soy refugiada política y residente permanente desde 2010 mi esposo murió hace 2años por el que me integre a este país Nacionalidad cubana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *