El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (en la imagen), remarcó este martes que EE.UU. "es, ha sido y será siempre una nación de inmigrantes". EFE/Tasos Katopodis/Pool

Washington, 1 jun (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, remarcó este martes que EE.UU. «es, ha sido y será siempre una nación de inmigrantes». Al tiempo que destacó que «han enriquecido y fortalecido» el país, a la vez que criticó su «demasiado frecuente demonización».

Biden emitió este martes una proclama presidencial para celebrar el mes de la Herencia Nacional Inmigrante en el país. Además, vuelve a pedir al Congreso que apoye su reforma migratoria, para regularizar a los 11 millones de indocumentados que hay en el país.

«A través de cada generación a lo largo de nuestra historia, ola tras ola de inmigrantes han enriquecido nuestra nación. Nos han hecho mejores, más fuertes, más innovadores y más prósperos», dijo Biden en la nota divulgada por la Casa Blanca.

El mandatario subrayó, además, que EE.UU. «es, ha sido y siempre será una nación de inmigrantes».

No obstante, Biden advirtió que tras «el periodo especialmente difícil» provocado por la pandemia es «fundamental» reflexionar sobre «la valentía mostrada por generaciones de comunidades de inmigrantes» y «volver a comprometerse con los valores de una nación de acogida».

Por ello, insistió al Congreso que apruebe su propuesta de reforma migratoria. Dando un camino a la residencia permanente legal y ciudadanía para los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula hay en EE.UU.

Destacó, asimismo, el honor que supone trabajar junto a su vicepresidenta, Kamala Harris, la primera hija de inmigrantes en ocupar el cargo en la historia del país.