Sídney (Australia), 7 ene (EFE).- Australia canceló en 2018 los visados de más de 800 extranjeros que cometieron crímenes graves, entre ellos pederastia, violencia doméstica, violación, asalto a mano armada y asesinato, informaron hoy fuentes oficiales.

Unos 500 visados fueron cancelados por cometer delitos violentos, incluidos 13 asesinatos, siete homicidios, 125 asaltos y 56 robos a mano armada, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Del total de estos extranjeros, que fueron o serán deportados del país, unos cien estuvieron implicados en delitos sexuales contra menores, pornografía o explotación infantil, mientras que otros 53 fueron condenados por violencia doméstica y 34 por violación sexual.

“No hay lugar en nuestro país para personas que vienen aquí y quieren dañar a los australianos”, dijo el ministro del Interior, Peter Dutton, en el comunicado.

“Damos la bienvenida a las personas de todo el mundo, pero aquellos pocos que creen que pueden vivir a Australia y estar implicados en actividades criminales deben saber que no pueden quedarse por mucho tiempo”, advirtió Dutton.

En los últimos cinco años, el gobierno de la coalición Liberal-Nacional canceló 4.150 visas a extranjeros implicados en crímenes graves.

Desde 2014, las leyes australianas permiten la cancelación de visados a los extranjeros con más de doce meses de condenas a prisión o por pederastia.