Washington (23 Sep, 2013/Agencias).- El número de inmigrantes indocumentados que vive en Estados Unidos ascendió a 11,7 millones en marzo del 2012 tras haber descendido a 11,3 millones en 2009 durante la recesión que aquejó a la economía estadounidense, según un informe del Centro de Investigación Pew difundido hoy lunes.

La cifra de inmigrantes sin estatus legal en el país norteamericano alcanzó un máximo de 12,2 millones en 2007 y cayó a 11,3 millones en 2009, con lo que revirtió una tendencia alcista que se había mantenido por décadas, reveló el estudio. El centro advirtió que los nuevos resultados son preliminares.

“Aunque parece que el total de inmigrantes no autorizados ha comenzado a crecer nuevamente, los datos son insuficientes para decirlo definitivamente”, indicó el reporte.

Este informe se da a conocer mientras el Congreso mantiene en el limbo a la reforma migratoria debido a que una mayoría republicana en la cámara baja se ha mostrado poco inclinado a debatir el proyecto de ley aprobado por el Senado en junio, el cual concede a los inmigrantes sin estatus legal un camino a la ciudadanía.

Según reporta la agencia Associated Press, si bien el incremento en la cantidad de inmigrantes sin papeles se ubica en el margen de error del estudio, el declive de la inmigración ilegal ha terminado y otros factores como la cantidad de detenciones practicadas en la frontera apuntan a un incremento, explicó el Pew en su análisis de las estadísticas emitidas por la Oficina del Censo.

Las estadísticas de la Patrulla Fronteriza muestran un incremento modesto a 365.000 detenciones en la frontera con México entre 2011 y 2012, debido a las detenciones de no mexicanos.

Estudios previos han identificado a los principales inmigrantes ilegales no mexicanos como centroamericanos (15, latinoamericanos y caribeños (12%), y asiáticos (10%).

La nueva cifra de inmigrantes ilegales representó en 2012 el 28% de los 41,7 millones de extranjeros que residen en Estados Unidos, un descenso respecto al 30% en 2007.

El máximo histórico de inmigrantes sin documentos fue de 12,2 millones en 2007.

El estudio concluyó que la comunidad de mexicanos sin estatus migratorio sufrió el mayor declive al registrar 6 millones en 2012, una disminución cercana a 900.000 respecto al 2007.

La cantidad de inmigrantes no autorizados procedentes de países distintos a México aumentó a 5,7 millones, 700.000 más que en 2009.

El estudio también calculó el porcentaje de inmigrantes sin papeles en seis estados del país en los cuales vive el 60 por ciento de los inmigrantes no autorizados: California, Florida, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York y Texas.

De ellos, sólo Texas mostró aumentos en su población de inmigrantes ilegales en los cuatro años hasta el 2011, sin descensos.

Los otros cinco estados, además del país en general, experimentaron cifras récord de inmigrantes no autorizados en 2007, seguidos de declives en los siguientes 12 ó 24 meses, reveló la investigación.

El informe se basó en datos del Sondeo de Población Actual realizado por los comités de Estadísticas Laborales y de Censo, y del Sondeo de la Comunidad Estadounidense, llevado a cabo por la Oficina de Censo.