Miami (EE.UU.), 9 nov (EFE).- Activistas pro indocumentados lamentaron hoy la “esperada” decisión de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de ratificar el bloqueo de las medidas migratorias del presidente de EE.UU., Barack Obama, pero señalan que el fallo permite que el Tribunal Supremo se pronuncie en 2016.

Los jueces de esta corte con sede en Nueva Orleans ratificaron la decisión de un juez de Texas que en febrero suspendió la ampliación de la Acción Diferida (DACA), que ha protegido de la deportación a más de medio millón de jóvenes que entraron al país siendo niños, y la Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres (DAPA), que aún no se ha puesto en marcha.

“Es importante que comunidad inmigrante entienda que esperábamos esta perdida. Pedimos que Obama apele a Corte Suprema inmediatamente”, dijo en Twitter Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center.

Por su parte, el grupo Reform Immigration for America destacó en su cuenta oficial en Twitter que esta decisión “abre la puerta para llevar el caso a la Corte Suprema. Pa’delante!”.

“Vamos a seguir luchando por el alivio para nuestras familias”, aseguró la organización.

El líder sindicalista y activista por la reforma migratoria Eliseo Medina consideró “trágica” esta decisión, que deja en el “limbo” a cinco millones de personas.

A pesar de la mala noticia, activistas vieron el punto positivo a la decisión de los jueces del Quinto Circuito, al asegurar que si el Gobierno federal apela esta decisión el Tribunal Supremo podría pronunciarse en junio del próximo año.

En caso contrario, la decisión de la Corte Suprema debería esperar a 2017, más de dos años después de que Obama anunciase estas medidas el 20 de noviembre de 2014.

Precisamente, grupos de activistas preparan ya marchas y manifestaciones por todo el país para protestar por el bloqueo de las medidas del presidente, que habrían beneficiado a cerca de cinco de los once millones de indocumentados que se calcula viven en EE.UU.

Las reacciones también llegaron desde el ámbito político y el senador hispano por Nueva Jersey Bob Menéndez dijo que el fallo es “decepcionante para aquellos atrapados en las sombras”.

Sin embargo, el político, que formó parte del bipartidista Grupo de los Ocho que aprobó en 2013 un texto de reforma migratoria que recibió el visto bueno en el Senado y fue bloqueado por la Cámara de Representantes bajo control republicano, consideró que el fallo “despeja” el camino para que el Supremo confirme la legalidad de DACA y DAPA.

“El camino está finalmente libre para que la Corte Suprema de Justicia confirme la legalidad del programa de DAPA y la ampliación de DACA”, opinó.

Las redes sociales se hicieron eco pronto de la voz de muchos de estos indocumentados, que lamentaron la decisión judicial.

“Muy decepcionante. Debo seguir esperando”, dijo en Twitter Eleazar Valdez.

Por otro lado, la joven indocumentada Karla Pérez usó la misma red social para mostrar un espíritu positivo sobre lo sucedido.

“Vamos a seguir luchando por DACA y DAPA. Cuando nuestras familias inmigrantes están bajo ataque: De pie y luchar!”, dijo.

Obama anunció el 20 de noviembre pasado la ampliación del programa de 2012 conocido como DACA y DAPA, que busca amparar a los padres de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.