Foto: Cortesía

Charlotte.- Después de agredir a una mujer e incluso disparar un arma cerca de ella, Robert Andrew Ríos se encerró en una vivienda durante siete horas mientras equipos especializados de la policía y negociadores lo tenían completamente rodeado.

Momentos de intensa ansiedad habrían vivido los vecinos del lugar la noche del lunes pasado, con Ríos atrincherado y toda el área bajo vigilancia extrema por parte de las autoridades, incluyendo la unidad especializada táctica conocida como SWAT y negociadores de la policía.

La Policía de Charlotte-Mecklenburg agradeció la colaboración de los vecinos durante la larga noche en el vecindario cercano al complejo Music Factory, con Ríos encerrado y armado, hasta lograr convencerlo de rendirse pacíficamente.

En la noche del 19 de julio, la agencia del orden respondió a una llamada de emergencia por una mujer que habría sido agredida por Ríos, de 35 años. Cuando los primeros oficiales llegaron al domicilio y tocaron la puerta, el hombre les mostró su arma y después se encerró dentro de la propiedad.

Los cuerpos de seguridad establecieron un perímetro de seguridad y otros protocolos para intentar tranquilizar la situación. Los oficiales estaban en el proceso de obtener la aprobación de un juez para entrar al hogar por la fuerza, pero el sujeto armado se rindió y entregó a las autoridades a las 3 am.

Ríos enfrenta cargos por agresión con un arma, por agredir a una mujer, por disparar un arma para crear miedo, y por amenazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *