La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris con un grupo de mujeres surcoreanas. EFE/EPA/YONHAP

Seúl, 29 sep (EFE).- La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, reafirmó hoy en un encuentro mantenido en Seúl con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, el compromiso de Washington de mantener la llamada “disuasión ampliada” para defender a Seúl ante los avances armamentísticos norcoreanos.

“Estoy aquí para reforzar el poderío de nuestra alianza y fortalecer nuestro trabajo conjunto”, dijo Harris, al inicio de la reunión, abierto a medios.

“La alianza entre la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y Estados Unidos está evolucionando más allá de la península de Corea hacia una alianza global y se está expandiendo desde una alianza militar hasta una económica y tecnológica”, afirmó por su parte Yoon.

“La vicepresidenta reafirmó el compromiso de disuasión extendida de EE.UU. para con la República de Corea, la cual está respaldada por la completa gama de capacidades en defensa de los EE.UU.”, se explica en un comunicado publicado tras el encuentro por la oficina de Harris, que planea visitar hoy la militarizada frontera con Corea del Norte.

La llamada “disuasión ampliada” fue una promesa realizada en mayo a Yoon por parte del presidente estadounidense, Joe Biden, que se comprometió a desplegar activos estratégicos del Pentágono en la península coreana de “manera coordinada y cuando sea necesario” en función de las acciones de Pionyang.

Según el comunicado, Yoon y Harris “condenaron la retórica nuclear provocativa y los lanzamientos de misiles balísticos de la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte), que son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y trataron nuestra respuesta a futuras provocaciones potenciales, incluyendo a través de la cooperación trilateral con Japón”.

Hoy mismo se anunció que este viernes el portaaviones estadounidense USS Ronald Reagan realizará maniobras conjuntas con las fuerzas navales surcoreana y japonesa en el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas).

Estas maniobras, que buscan ensayar las operaciones antisubmarino, llegan un día después de que Pionyang lanzara dos misiles balísticos de corto alcance al mar de Japón tras disparar otro el fin de semana, todo ello en aparente respuesta a la presencia del portaaviones Ronald Reagan en la región.

La última vez que el Ronald Reagan se desplazó a la península para realizar maniobras conjuntas fue en septiembre de 2017, en plena escalada de tensión tras el último ensayo nuclear norcoreano hasta la fecha.

Seúl, Tokio y Washington buscan ahora enviar un mensaje de fuerza ante el convencimiento de que el régimen, que ha rechazado todas las ofertas de diálogo en los últimos tres años y ha apostado por un plan de modernización armamentística, está listo para realizar un nuevo test atómico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *