Sanford.- Una parada para cargar gasolina un viernes después del trabajo, se transformó en un respiro de alivio y tranquilidad para una familia hispana en Carolina del Norte.

Ismael Jiménez utilizará el dinero que ganó en la lotería del 10 de septiembre para que sus padres “puedan liquidar su casa, arreglar sus autos y hacerse cargo de cuentas que pueden tener”.

“Han pasado por mucho. Creo que se lo merecen”, dijo el ganador de lotería.

Jiménez trabaja en un almacén en Sanford y vive en el poblado cercano de Broadway. Su inversión para jugar Mega Bucks fue de $5 y después de reclamar su premio la semana pasada, se llevó un total de $141,501. El boleto fue adquirido en el Save More, sobe South Horner Boulevard, de acuerdo con un comunicado de la Lotería estatal.

A la mañana siguiente del sorteo, el latino revisó sus números, se dio cuenta que había ganado y describió el momento como si fuera “un sueño”.

“Pensé que era demasiado bueno para ser cierto”, aseguró Jiménez que fue su primera reacción al darse cuenta que era su día de la suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *